Cárdenas pide que se evalúe a Peña Nieto

Ex candidato participa en la marcha contra reforma energética

Cárdenas pide que se evalúe a Peña Nieto
Cuauhtémoc Cárdenas entró de lleno a la liza de la reforma educativa, al final de una marcha contra la reforma energética.
Foto: Notimex

MÉXICO D.F.— El excandidato presidencial mexicano Cuauhtémoc Cárdenas se desvió ayer del guión previsto en una manifestación contra la propuesta energética del Gobierno, y entró de lleno a la liza de la reforma educativa.

Al cabo de una marcha que encabezó del Monumento a la Independencia al Zócalo (plaza central) de Ciudad de México contra la iniciativa de reforma energética del presidente Enrique Peña Nieto (EPN), Cárdenas también convocó a exigir que se evalúe a las autoridades como se pretende hacer con los maestros.

“Empecemos a evaluar a esas autoridades, empezando por la más alta, por quien tiene la responsabilidad mayor en la República, por quien tiene la responsabilidad directa de la educación”, dijo Cárdenas durante un mitin a poca distancia del Zócalo.

Esas autoridades “han dado títulos a esos maestros que ahora quieren evaluar”, argumentó en un breve discurso el fundador del izquierdista Partido de la Revolución Democrática (PRD) y tres veces candidato presidencial (1988, 1994 y 2000).

Los participantes de la manifestación, unos dos mil según estimaciones de la Policía capitalina, respondieron a su llamado coreando lemas como “Si hay que evaluar, con Peña hay que empezar.”

La evaluación de los maestros es el principal punto de controversia en las iniciativas de leyes secundarias a la reforma educativa promulgada en febrero pasado por Peña Nieto.

Una de esas leyes secundarias es la del Servicio Profesional Docente, que establece la evaluación como principal instrumento para el ingreso, permanencia y promoción laboral de los maestros, y contra la que se han centrado las multitudinarias protestas que la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) realiza desde la semana pasada en Ciudad de México.

Por otro lado, Cárdenas abordó la propuesta de reforma energética del Gobierno, que prevé realizar cambios a la Constitución para permitir la participación privada en exploración y explotación petrolera a través de contratos de utilidad compartida.

Desestimó el argumento gubernamental de que el cambio constitucional es necesario para elevar la producción petrolera nacional de 2.5 a 3.5 millones de barriles diarios y favorecer con ello la creación de millones de empleos.

“Habría que preguntarle al Gobierno qué pasó, porque hace unos años, en 2004, producimos los 3.5 millones de barriles y ¿dónde están los empleos, dónde está el beneficio del pueblo, dónde están los avances en el crecimiento de la economía?”, dijo.

El PRD de Cárdenas ha presentado su propia iniciativa de reforma energética, que prevé la autonomía de la estatal Petróleos Mexicanos (Pemex) sin cambiar la Constitución. Otro tanto ha hecho el Conservador Partido Acción Nacional (PAN), cuyo proyecto propone una liberalización aun más profunda que la planteada por el Gobierno.

Con su marcha de hoy, Cárdenas le disputa a Andrés Manuel López Obrador, otra figura emblemática de la izquierda mexicana, el liderazgo en la oposición a la reforma energética gubernamental.

“Vamos a defender al petróleo, vamos a defender la electricidad; ni un paso atrás en la defensa del petróleo nacionalizado”, dijo ayer Cárdenas, cuyo padre, el presidente Lázaro Cárdenas (1934-1940), decretó el 1938 la expropiación de la industria petrolera.

López Obrador, quien también contendió infructuosamente por la Presidencia en 2006 y 2012, convocó recientemente a su propia “movilización nacional en defensa del petróleo” para el 8 de septiembre en el Zócalo.

“Vamos a parar este agravio”, dijo López Obrador, también fundador del PRD y quien abandonó ese partido para fundar su Movimiento de Regeneración Nacional (Morena) después de perder las elecciones presidenciales de 2012 ante Peña Nieto.