Por Super Bowl en casa

Eli y los Gigantes solo se mentalizan en la fiesta del Súper Domingo

ESPECIAL

EAST RUTHERFORD, Nueva Jersey (AP).— Los Gigantes son un equipo que gana todo o se marcha con las manos vacías. El año pasado, ocurrió eso último.

Han ganado el Super Bowl en dos de las seis temporadas anteriores, pero se han quedado fuera de los playoffs en tres de las últimas cuatro.

La directiva no está contenta con esos altibajos, y este año habrá más presión para que el equipo dirigido por Tom Coughlin vuelva a la postemporada por una razón poderosa: el Super Bowl se disputará en su casa, el MetLife Stadium.

Los Gigantes han tratado por lo tanto de hacer un esfuerzo adicional, incluso a la hora de firmar contratos.

Su dinámico ala receptor Víctor Cruz suscribió un convenio por varios años. David Wilson, quien está en su segundo año como profesional, tendría la titularidad como corredor.

La defensiva, que ocupó el 31er lugar en la campaña anterior, se ha reforzado con un par de agentes libres, encabezados por Chulen Jenkins, quien juega en la línea.

La constante sigue siendo el quarterback Eli Manning.

“Veo cosas que me gustan y otras que no”, dijo Coughlin . “Aprecio cosas que deben ocurrir para que lleguemos al punto donde debe estar nuestra productividad. Esto es un trabajo en evolución… no ha sido fácil hacer que 11 jugadores trabajen juntos”.

Coughlin ha visto algunos destellos alentadores de su equipo. Y hay jugadores con algo más de experiencia, que pueden ser líderes.

Pese a los problemas que ha tenido la ofensiva en la pretemporada, Cruz será una adición importante. Espera recuperarse de un golpe en un pie, a tiempo para la campaña.