Los migrantes en México

Los inmigrantes centroamericanos desafían grandes peligros en el cruce por México , ya sea por el narcotráfico, por el tipo de transporte y por las mismas autoridades mexicanas. Esto ha marcado una contradicción entre el trato que se exige a Estados Unidos con los inmigrantes mexicanos y el que reciben sus similares de América Central en México.

La expresión reciente del gobernador del estado de Jalisco, Aristóteles Sandoval, es un ejemplo de prejuicios dignos de la gobernadora de Arizona, Jan Brewer. Sandoval habló en una reunión de su concejo de seguridad sobre la criminalidad y robos de casas, por lo cual están revisando a “hondureños o gente sobre todo de Centroamérica, que está en las esquinas….”, proponiendo regresarlos a su país de inmediato.

A diferencia de Brewer, Sandoval se disculpó de ser ofensivo hacia los inmigrantes, ante las quejas de la Iglesia católica y de organizaciones de derechos humanos. No obstante, este hecho dejó en claro una manera de pensar y una conclusión vergonzosamente prejuiciosa para un funcionario público que ha visto el maltrato a sus emigrantes.

Vale la pena preguntarse si el comentario del gobernador priista, emitido el pasado marzo, es parte de una estrategia para desviar la atención de la inseguridad pública en su estado, en este caso señalando a los extranjeros como chivos expiatorios. En este país también se hacen este tipo de comentario, por qué habría de ser distinto si se repiten las mismas palabras del otro lado de la frontera .

Pero no todo en este rubro es malo en México. La Cámara de Diputados aprobó ayer reformas a la ley de inmigración para proteger a los centroamericanos en su paso a Estados Unidos. Los cambios a algunos artículos de la ley dan una mayor protección a las mujeres migrantes y a los analfabetos para que sepan bien sus opciones en las estaciones migratorias.

Estas pequeñas reformas ayudan, pero son insuficientes para crear un marco legal en que el indocumentado en México pueda sentirse más seguro que hoy. Todavía será más difícil eliminar el prejuicio manifestado por Sandoval y el señalamiento de los extranjeros como causantes de la delincuencia.