Pepino para el calor

Si se le antoja algo fresco, no dude en traer el pepino a su mesa.
Pepino para el calor
El pepino, combinado con otros alimentos, es una fuente rica de aminoácidos.
Foto: Agencia Reforma

Cuando hace calor a mí no me gusta cocinar, pero igual hay que comer.

Mi casa fue construida a mediados de la década de 1940 para los militares que regresaban de la Segunda Guerra Mundial. Es una casa pequeña sin aire acondicionado, lo que significa que cuando cocino el calor se extiende rápidamente.

Esto es muy conveniente en el invierno, pero en el verano evito que la casa se convierta en horno. Así es que me las tengo que ingeniar para preparar comida sin cocinar.

Uno de los vegetales que siempre está disponible a buen precio en el supermercado es el pepino.

Los beneficios nutricionales del pepino son muchos, por ejemplo es buena fuente de fibra, bajo en grasas, no tiene colesterol y es rico en tiamina, una vitamina que está comprobado ayuda al cerebro y al sistema inmunológico, es por eso que se utiliza en pacientes con VIH/SIDA.

También contiene magnesio, fósforo y potasio, los cuales son buenísimos para la salud muscular. Y, es buena fuente de vitamina C y vitamina K. Esta última puede ayudar a mejorar la salud de la sangre.

Al combinar el pepino con otros alimentos como tomate, frijoles o arroz se puede obtener aminoácidos, que son esenciales para la construcción de proteínas.

A continuación les comparto dos de mis recetas favoritas.

Ingredientes: 1 pepino grande lavado y cortados en rodajas, 1 litro de agua y azúcar morena o blanca y hielo al gusto.

Preparación: Agregue el pepino al litro de agua y unas tres cucharadas de azúcar. Déjelo reposar unos 20 minutos, agregue el hielo y sirva. Si quiere puede servirlo sin azúcar. El sabor del pepino es suficiente.

Ingredientes: pan integral, rodajas de pepino, mayonesa, queso crema o su queso favorito (yo prefiero queso de soya), lechuga y tomate, mostaza y aguacate.

Preparación: Prepare su sándwich con la cantidad de vegetales que desee. Entre más vegetales, es más saludable y más sabroso. No necesita agregarle ningún tipo de animal. El pepino crujiente le dará ese fresco sabor que busca en el verano.

Recuerda lo que decía el padre de la medicina, Hipócrates: “Que tu comida sea tu medicina”.