¿Será Siria un 9/11 para la Reforma?

Temen que crisis en Oriente Medio descarrile el debate migratorio en el Congreso

¿Será Siria un 9/11 para la Reforma?
En 2001, el entonces presidente George W. Bush empujaba una solución migratoria junto al presidente de México, Vicente Fox, cuando ocurrió el ataque a las torres gemelas y todo se paralizó
Foto: (Archivo/El Diario)

Análisis

Justo en el momento en que la Cámara de Representantes está a punto de regresar de su receso de verano, el tema de la posible intervención en Siria toma la palestra, poniendo de lado otros asuntos, entre ellos el proyecto de reforma.

“Hay mucha oposición del público a la intervención en Siria y muchos congresistas, sobre todo republicanos, están entre la espada y la pared”, dijo David Johnson, consultor de campañas republicanas. “Va a ser un voto difícil y dudo mucho que quieran tomar dos votos difíciles, sobre todo si el segundo es inmigración “.

Al respecto, Eliseo Medina, presidente del Sindicato Internacional de Empleados de Servicio (SEIU) y quien acaba de renunciar a su cargo dijo: “Eso quisieran los republicanos, que cambiara la conversación para no tener que tratar con la reforma, pero eso no va a ser posible porque nosotros vamos a seguir presionando”,

Pero no todo el mundo está tan convencido de que Siria, u otras prioridades del Congreso como el presupuesto, no vendrán a proporcionar una excusa para minimizar el tema migratorio.

El congresista Paul Ryan, de Wisconsin, ha sido objeto de mucha presión en su estado por parte de grupos del tea party que lo han amenazado para que abandone su apoyo por la reforma migratoria. Hasta ahora, la presión no ha surtido efecto y Ryan ha dicho que sigue firme en su apoyo a la reforma; se sabe que activistas han obtenido la promesa de apoyo de unos 25 congresistas republicanos que antes no apoyaban la reforma.

Sin embargo, el cambio en prioridades pasó en más de una ocasión con resultados en contra del tema migratorio.

En 2001, el presidente George W. Bush empujaba una solución junto al presidente de México, Vicente Fox, cuando ocurrió el ataque a las torres gemelas y todo se paralizó.

Y posteriormente, la recesión hizo que el Presidente Barack Obama retirara de sus prioridades a la reforma migratoria, posponiéndola de nuevo por varios años.

Sin embargo, los grupos locales y de todo el país sólo piensan redoblar sus actividades en las próximas semanas.

Para Jorge Mario Cabrera, portavoz de la Coalición por los Derechos de los Inmigrantes de Los Ángeles, (CHIRLA) ahora las cosas serán distintas. “Esta vez no vamos a hacer como otros años, ‘decir: ah bueno, otras cosas toman prioridad, lo entendemos’. No, esta vez es mucho lo que se ha sudado, sangrado, marchado y votado para permitir eso” .