Aarón Hernández se declara no culpable de asesinato

El ex jugador de la NFL dijo hoy en la corte que era inocente de seis cargos, entre ellos el de la muerte del jugador de fútbol americano Odin Lloyd
Aarón Hernández se declara no culpable de asesinato
Aarón Hernández oye la lectura de cargos en su contra hoy en el tribunal.
Foto: AP

FALL RIVER, Massachusetts — El ex jugador de los Patriots, Aarón Hernández, se declaró inocente hoy del cargo de asesinato premeditado, luego de ser acusado en otro tribunal por la muerte de un amigo que, según las autoridades, fue baleado en una zona industrial.

Hernández respondió con tono firme, “inocente”, al escuchar las seis acusaciones, incluyendo asesinato, y posesión ilegal de armas y municiones.

Sus abogados aceptaron que Hernández, de 23 años, continúe detenido sin derecho a fianza, pero se reservaron el derecho de solicitar fianza más adelante. Su próxima audiencia judicial es el 9 de octubre.

El abogado Charles Rankin dijo que los defensores de Hernández confían que el ex tight end será exonerado en el juicio.

“No hay una sola pizca de evidencia”, afirmó.

La acusación es “como la patada inicial”, señaló Rankin, y exhortó a la gente a que mantenga la mente abierta y deje que los abogados realicen su trabajo.

Un jurado de acusación de Massachusetts acusó el mes pasado a Hernández por la muerte de Odin Lloyd, un hombre de 27 años y jugador semiprofesional de fútbol americano de la zona de Boston, quien salía con la hermana de la novia de Hernández.

Hernández fue arrestado en junio y se declaró inocente de las acusaciones de asesinato y armas en un tribunal regional. La nueva acusación traslada el caso a una corte superior, donde se realizan los juicios por jurado en casos de asesinato.

Hernández fue dado de baja por los Patriots horas después de su arresto, y permanece preso sin derecho a pagar fianza.

La fiscalía dice que el ex jugador de fútbol americano planificó el asesinato de Lloyd porque estaba molesto porque Lloyd habló con algunos enemigos de Hernández en una discoteca.

La defensa señala que la evidencia es circunstancial y que el caso de la fiscalía se caerá.