Marina de EEUU confirma: “Estamos listos” para atacar Siria

Cuentan con cuatro destructores, un muelle flotante y un grupo de batalla cerca del territorio sirio
Marina de EEUU confirma: “Estamos listos” para atacar Siria
Naves de distintas naciones han estado llegando a zonas cercanas a territorio sirio.
Foto: Archivo

Arlington (EEUU), 6 sep – El jefe de operaciones navales de EE.UU., el almirante Jonathan Greenert, afirmó hoy en entrevista con Efe que la Marina está “lista” para un eventual ataque contra Siria, y sus unidades “han estado desplazadas” para cualquier teatro de operaciones bélicas.

“Estamos listos. Las unidades que están involucradas ya estaban desplazadas y ya estaban allí”, dijo Greenert tras una presentación ante la Asociación de Oficiales de Servicios Navales (ANSO, por su sigla en inglés), en Arlington (Virginia).

“Cuando desplazamos nuestros buques, los desplazamos listos para un amplio espectro de operaciones, y éste (el de Siria) sería uno de ellos”, afirmó Greenert, uno de los oficiales de mayor rango en la Marina de Estados Unidos.

Tenemos que estar allí donde importa, en el momento que importa”, afirmó.

Preguntado sobre el despliegue de submarinos y misiles Tomahawk, Greenert sólo confirmó que la Marina tiene submarinos “desplegados en todo el mundo, y no puedo discutir su ubicación exacta, pero puedo decir que nuestros destructores, nuestros submarinos, nuestros portaaviones tienen un amplio rango de misiones y capacidades”.

El jueves, durante una presentación ante el American Enterprise Institute, Greenert dijo que la Marina cuenta con cuatro destructores, un muelle flotante y un grupo de batalla cerca de Siria.

Los cuatro destructores, USS Barry, USS Stout, USS Gravely y USS Ramage se encuentran en la zona del Este del Mar Mediterráneo y cada uno tiene capacidad para hasta 96 misiles Tomahawk. El Pentágono también tiene listo el portaaviones USS Nimitz en el Mar Rojo.

Cada uno de los destructores tiene un costo operacional de cerca de $2 millones semanales, mientras que cada uno de los misiles Tomahawk que podrían ser utilizados en un eventual ataque tiene un valor de $1.5 millones, según datos oficiales.