Amplia agenda en solo 39 días

Debate sobre Siria deja poco tiempo para inmigración en el Congreso
Sigue a La Opinión en Facebook
Amplia agenda en solo 39 días
El representante republicano de la Florida, Daniel Webster, no deja de oir críticas en su contra por respaldar una reforma amplia.
Foto: AP

WASHINGTON, D.C. — El Congreso regresa hoy lunes con 39 días legislativos programados —antes de que concluya el año— para debatir sobre el voto para una de las políticas internacionales de mayor consecuencia bajo la Administración Obama, resolver el tema del presupuesto fiscal y determinar si la aprobación de una reforma migratoria tiene posibilidades o no antes de las elecciones de 2014.

Todo esto en medio de una fuerte división partidista en la Cámara Baja, donde la mayoría es republicana.

El representante republicano de Idaho Raúl Labrador cree cada vez más que no habrá cambios este año, considerando las diferencias políticas y temas más candentes, como los de Siria y la deuda nacional.

“No creo que haya tiempo suficiente para que podamos analizar la inmigración”, dijo Labrador en una entrevista reciente con The Associated Press.

Labrador dijo que él y otros miembros del Congreso “esperábamos que tendríamos un debate en octubre pero parece ahora que septiembre y octubre estarán dedicados a otros temas”.

Los legisladores habían anticipado reiniciar su labor tras su período de receso con la batalla del presupuesto con la intención de cumplir con la fecha límite del 30 de septiembre (cuando termina el año fiscal), esto antes de que Obama anunciara que buscará la autorización del Congreso para iniciar una acción militar en contra de Siria.

El calendario del Congreso marca sólo nueve días de sesiones en septiembre. Sin un acuerdo para una ley de presupuesto, el Gobierno federal empezaría a cerrar operaciones.

De acuerdo a fuentes en el Congreso, los legisladores podrían optar por una solución a corto plazo en materia fiscal para enfocarse en las próximas dos semanas en el debate sobre Siria, tema que acaparará también la atención del Senado y de la Casa Blanca.

Si una resolución sobre Siria en el Senado resulta en un filibusteo, el voto final podría ocurrir a finales de esta semana. El Congreso actuaría hasta que el Senado pase la resolución, empujando el voto en esta cámara probablemente hasta la siguiente semana.

“Confiamos que podemos llegar a una resolución para el uso de fuerza en Siria y al mismo tiempo cumplir con nuestras otras obligaciones en una manera fisacalmente responsable”, dijo Michael Steel, portavoz de John Boehner, R-Ohio.

Los republicanos tambien intentarán continuar su lucha por retirarle los fondos a la Ley de Cuidado Médico Accesible (ACA) mientras se revisa una legislación sobre el programa de estampillas de comida, las políticas energéticas y la reforma migratoria.