Ley de cuidado de salud a bajo precio excluye indocumentados

Las personas sin un estatus legal no califican para el 'Obamacare' y no podrán comprar un seguro médico bajo la Ley pero tampoco serán multadas por no tenerlo
Ley de cuidado de salud a bajo precio excluye indocumentados
Marina Díaz en su casa en Compton. Ella no podrá beneficiarse de la Ley de Salud a Bajo Costo debido a su estatus migratorio.
Foto: J. Emilio Flores / La opinión

Marina Díaz, de 47 años, perdió su trabajo y con ello su seguro médico, pero debido a que es indocumentada, no se beneficia de la reforma de salud.

Ella no podrá comprar cobertura en el mercado de seguros médicos —Covered California— ni recibir subsidios. Tampoco podrá beneficiarse de Medi-Cal o Medicare. Sus opciones serán unas 300 clínicas comunitarias y las 13 clínicas y tres hospitales del condado de Los Ángeles.

De acuerdo con la Ley de Salud a Bajo Precio (ACA u Obamacare) las personas que no son ciudadanas o residentes permanentes están exentos del mandato individual: no pueden comprar seguro médico, pero tampoco se les penalizará por no tenerlo.

“Nosotros (NILC) creemos que fue una mala decisión. No tiene sentido excluir a un grupo de personas por su estado migratorio cuando el objetivo es mantener saludable a la población. Ellos forman parte de la población y potencialmente podría ser más caro si acuden a los servicios de emergencia”, dijo el abogado Álvaro Huerta, de National Inmigration Law Center (NILC)

En California reside una cuarta parte de los 11 millones de inmigrantes indocumentados en Estados Unidos.Según un estudio del Instituto de Salud Pública de UCLA, unos 900 mil indocumentados en California no tienen seguro médico (se estima que la mitad de ellos reside en Los Ángeles).

Louise McCarthy, presidenta de la Asociación de Clínicas Comunitarias del condado de Los Ángeles, aseveró que continuarán atendiendo a esta población.

“Se les pedirá documentación solo para ver si califican para algún programa, si la persona no tiene, pues no hay problema, recibirá los servicios que requiere”, expresó.

En el caso de Díaz, ella recibe el jarabe para la tos y el inhalador que necesita para controlar su asma. Ella sólo paga una porción por los rayos X.

“Me han inscrito en un programa para personas de bajos recursos. Me dan la medicina y solo tengo que pagar una parte de algunos servicios adicionales… es mucho más barato que ir a una clínica privada, en donde le cobran a uno por todo. Antes de esto yo nunca quise pedir ayuda, pero cuando uno lo necesita, no queda opción”, agregó Díaz, quien acude a la clínica comunitaria St. John’s Well Child and Family Center en Compton.

Tangerine Brigham, directora de administración de servicios del Departamento de Servicios de Salud del condado de Los Ángeles, explicó que a nivel local, los indocumentados reciben cuidados de salud que van desde prevención hasta especialistas, emergencias y urgencias.

“Actualmente ellos [indocumentados] pueden recibir servicios en el condado a través de Healthy Way LA financiado por el condado y esto va a continuar… estamos en la etapa de planeación de un programa y definiendo cuáles serán los servicios cuando termine Healthy Way LA”, dijo Brigham.

Healthy Way LA desaparecerá el 31 de diciembre. Las personas cubiertas bajo este programa que cumplan con los requisitos de ciudadanía se cambiarán automáticamente a Medi-Cal el 1 de enero del 2014. Hay alrededor de un cuarto de millón de personas inscritas en Healthy Way LA.

Aquellos que no califiquen para Medi-Cal continuarán recibiendo servicios médicos a través de otro programa cuyo nombre todavía no se define.