Medicina al día: ¡Alerta! Los niños pueden ahogarse con la comida

Diariamente, alrededor de 34 niños asisten a los centros de emergencia por asfixia con la comida.

Unos investigadores del Centro de Investigación y Políticas de Lesiones del Hospital Pediátrico Nacional de Columbus, Ohio, revisó una base de datos nacional, comparando el número de lesiones por asfixia por año.

En el período entre 2001 y 2009 el estimado anual fue de unos 12,400 niños, de 14 años o menos, con un promedio de edad entre 4 y 5 años. El 60% de los casos se produjo en el grupo que incluyó de recién nacidos hasta los cuatro años.

Los alimentos involucrados con mayor frecuencia fueron los dulces, la carne, los huesos, las frutas, las verduras y los frutos secos.

Los expertos sugieren que para reducir los casos de asfixia entre los niños hace falta más entrenamiento, más enseñanza y más concienciación.

Piensan que esto llevaría a que los padres y todas las personas involucradas en el cuidado y la atención de los niños a tomar mayores medidas de seguridad a la hora de seleccionar y preparar los alimentos.

Si quiere seguir llevando una vida independiente, especialmente en los años dorados, entonces haga planes para mantenerse en movimiento y adoptar hábitos de vida sanos.

Es lo que recomienda un estudio realizado en Francia, cuyos resultados se publicaron en la revista BMJ.

Al estudiar a más de 4,000 personas de más de 65 años durante un período de 12 años, los investigadores encontraron que las personas de la tercera edad que no hacen mucho ejercicio, que fuman o que comen poca fruta y verdura tienen un riesgo mayor, (hasta de un 72% más) de padecer alguna discapacidad.

La buena noticia es que, aunque no pueda evitarse que el calendario avance, sí se pueden cambiar los hábitos de vida. Se puede dejar el cigarrillo, comer mejor, ejercitarse más.

Aunque no hay garantías absolutas, los buenos hábitos son los que permiten vivir mejor, más saludable y más independiente a largo plazo.