Presos gay se casarán

Matrimonios pueden ser entre reclusos y personas libres
Presos gay se casarán
Nuevos beneficios se aprueban con el paso de los días para personas homosexuales, luego de la decisión de la Corte Suprema.
Foto: AP

SACRAMENTO.— El Departamento de Prisiones (CDCR) anunció que dentro de sus instalaciones comenzarán a permitirse las bodas de las parejas del mismo sexo entre presos y personas que no estén tras las rejas.

Una práctica que siempre se ha dado entre los presos heterosexuales quienes se pueden casar en las prisiones del estado con individuos que no están encarcelados.

Las bodas entre dos personas en prisión no son permitidas en las penitenciarias del estado por razones de seguridad. Así que el matrimonio solo podrá ser entre un preso y una persona externa tanto para heterosexuales como para los del mismo sexo.

M.D. Stainer, director de la División de Instituciones para Adultos de CDCR confirmó que esta decisión se toma en concordancia con el fallo de la Corte Suprema de la Nación que invalidó en junio pasado, la proposición 8 que establecía que el matrimonio únicamente podía celebrarse entre un hombre y una mujer.

El anuncio de CDCR no vino de gratis sino que se dio en respuesta a una petición de clarificación del asambleísta demócrata de San Francisco, Tom Ammiano ya que una persona de una prisión de mujeres presentó una petición para casarse con su pareja del mismo sexo que permanece fuera de prisión.

Geri Silva quien representa a las familias que tienen presos bajo la Ley Tres Delitos dijo que si el matrimonio entre las personas de sexos opuestos está permitido, lo mismo debe darse para las parejas del mismo sexo.

Carlos Alcalá, portavoz de Ammiano dijo que esperaba que eventualmente se permita a las parejas del mismo sexo tener visitas conyugales.

Las visitas conyugales no existen como tal en las prisiones estatales. Lo más cercano a éstas son las visitas familiares que ocurren en apartamentos privados dentro de las prisiones y duran entre 30 a 40 horas.

Normalmente, dependiendo de la disponibilidad, se permite una, cada tres o cinco meses.