Solo para manejar

Licencias para indocumentados no servirían con otros fines legales
Solo para manejar
Así luce la actual licencia de conducir de California. El Real ID tendría otra apariencia además de distintas medidas de seguridad.
Foto: Archivo/La Opinión

SACRAMENTO.— Si las licencias de manejo para los inmigrantes indocumentados en California son aprobadas por el gobernador Jerry Brown, se trataría de una licencia que especificaría en el plástico que su único fin es para manejar y no para propósitos federales.

En la parte de atrás de las licencias, actualmente se puede leer: “Esta licencia es expedida como una licencia para manejar un vehículo motor; no establece elegibilidad para el empleo, el registro de votantes o beneficios públicos”.

La licencia para los indocumentados, reemplazaría ese párrafo por el siguiente: Esta tarjeta no es aceptable para propósitos federales; es aceptable solamente para el privilegio de manejar. No establece elegibilidad para el empleo, registro de votantes o beneficios públicos.

La medida AB60 del asambleísta demócrata de Salinas, Luis Alejo, para dar licencias a los inmigrantes indocumentados fue enmendada para ponerle características en la parte del frente y de atrás que las hagan distintas a las licencias de manejo para los residentes legales y ciudadanos.

Miguel Araujo, líder comunitario de la Bahía de San Francisco dijo que fue informado que las licencias para indocumentados podrían tener al frente, una letra más que las haga fácilmente identificables.

“Yo estoy muy confiado en que el gobernador Jerry Brown firmará las licencias ya que su oficina fue la que pidió las enmiendas como condición para firmar la ley”, observó.

Luis Alejo agregó a través de un comunicado que la AB60 reconoce las necesidades de muchos inmigrantes trabajadores que viven aquí y contribuyen enormemente al estado. “Hemos peleado por más de una década por dar a todos los inmigrantes el derecho a manejar legalmente en las carreteras”, expresó.

Las licencias de manejo serán llevadas a votación al pleno del Senado el 10 de septiembre. Y el gobernador Brown tendrá como plazo el 13 de octubre para hacer ley la medida o vetarla.