Francia se juega ante Bielorrusia el prestigio y la repesca

Convulsionada por el inesperado empate ante Georgia del pasado viernes, Francia jugará mañana contra Bielorrusia, el rival más débil del grupo, para recuperar parte de su prestigio y preservar con ciertas garantías sus opciones de lograr el segundo puesto, que le permitiría acceder a la repesca.
Francia se juega ante Bielorrusia el prestigio y la repesca
El seleccionador francés, Didier Deschamps. EFE/Archivo

Moscú/París, 9 sep (EFE).- Convulsionada por el inesperado empate ante Georgia del pasado viernes, Francia jugará mañana contra Bielorrusia, el rival más débil del grupo, para recuperar parte de su prestigio y preservar con ciertas garantías sus opciones de lograr el segundo puesto, que le permitiría acceder a la repesca.

El 0-0 de Tiflis provocó un caudal de críticas a la selección de Didier Deschamps, que suma cinco encuentros sin victoria y sin gol y que está a punto de superar los 500 minutos sin celebrar un tanto.

Pero también dio rienda suelta a las especulaciones sobre la ausencia de Francia en la repesca de los próximos 15 y 19 de noviembre, que se antojan ahora como la única vía que les queda para ir a Brasil.

Francia tiene muchas opciones de ser uno de los mejores segundos, pero una derrota contra Bielorrusia, equipo que solo ha ganado un partido en la fase de clasificación, haría saltar las alarmas.

Más probable es que Francia se clasifique para la repesca pero que no lo haga como cabeza de serie, lo que puede confrontarle a selecciones de la talla de Croacia, Rusia, Portugal, Grecia o Suecia. Todos ellos muy capaces de batir a una Francia en horas bajas.

Todo ello otorga al encuentro contra Bielorrusia una dimensión particular, más allá de la mera recuperación del prestigio, del lavado de imagen que precisa el equipo de Deschamps, que presenta unos números desastrosos desde que el seleccionador se hizo cargo del banquillo tras la Eurocopa de 2012.

El principal problema que presenta Francia es de la sequía goleadora. Si contra Bielorrusia no marca en los primeros 21 minutos batirían un récord histórico de sequía, que data de los años 20.

Entre 1924 y 1925, los “bleus” encadenaron 500 minutos sin marcar. La actual selección lleva ya 479.

Principal acusado de ese desastre es el madridista Karim Benzema, titular indiscutible de Deschamps en la punta del ataque y que, por su parte, lleva ya 20 horas y 17 minutos sin perforar las redes rivales con la camiseta de Francia.

Al delantero le queda crédito porque, pese a todo, es con 15 dianas el máximo goleador de Francia en activo. Pero el tiempo corre en su contra y el jugador, que ya ha escuchado abucheos en su estadio, necesita aprovechar la mínima ocasión para acabar con una anomalía que no se corresponde con su rendimiento con el Madrid, donde ya suma dos goles en los tres primeros partidos ligueros.

Benzema debe sentir la presión de sus compañeros. Olivier Giroud, que compartió ataque con él frente a Georgia, pide paso, al igual que Pierre-André Gignac, que sustituyó al madridista a la hora de juego en Tiflis.

Deschamps, que hasta ahora siempre había pedido paciencia con Benzema, se mostró más esquivo tras el duelo frente a Georgia. La victoria es imprescindible, para el equipo y para un seleccionador que ve como su propia cota cae en picado.

Francia afrontará el decisivo encuentro con la duda de Frank Ribéry, su mejor hombre frente a Georgia, recientemente elegido mejor jugador europeo de la temporada y que parece que cobra cada día más peso en su selección.

Unos problemas físicos podrían dejarle fuera del once de salida, en el que Deschamps puede contar con Balise Matuidi y Paul Progba, suspendidos el pasado viernes.

Tras haber alineado un 4-4-2 contra Georgia, el seleccionador puede volver a su clásico 4-2-3-1.

La selección de Bielorrusia tan solo se juega el honor. Tras una decepcionante fase de clasificación tiene, no obstante, la oportunidad de resarcirse ante sus propios aficionados ante un equipo de primer nivel en su último partido en casa.

Ante la líder del grupo, España, a la que visitarán en la próxima jornada, ya cayeron por 0-4 y únicamente han logrado una victoria ante la modesta Georgia (2-0).

No obstante, tras el meritorio empate logrado el viernes por los georgianos ante la selección gala en Tiflis (0-0), los bielorrusos esperan sorprender al cuadro francés.

Para ello, confían en la sabiduría de Hleb y la capacidad goleadora de Kornilenko, las estrellas de un equipo que se encuentra en plena transición generacional.

– Alineaciones probables:

Bielorrusia: Veremko; Martynovich, Trubila, Zhavnerchik, Verkhovtsov; Dragun, Hleb, Putsilo, Kisliak; Kalachev y Kornilenko.

Francia: Lloris; Sagna, Koscielny, Abidal, Evra; Matuidi, Sissoko; Ribéry, Progba, Valbuena; Benzema o Giroud.

Árbitro: Daniele Orsato (ITA)

Estadio: Estadio Central de Gomel

Hora: 19.00 horas GMT.