Protege sus derechos y su bolsillo

La nueva ley de salud defiende a los pacientes frente a las aseguradoras.
Protege sus derechos y su bolsillo
El Acta de los Derechos del Paciente ampara a los consumidores de los abusos de las aseguradoras.
Foto: Archivo

Nueva York — La Ley de Cuidado de Salud Asequible (ACA), firmada por el presidente Barack Obama en marzo de 2010, no sólo busca proteger la salud de millones de estadounidenses, al darles la oportunidad de adquirir un seguro médico de calidad.

También, la ley conocida como ‘Obamacare’, ampliará los derechos de los consumidores y protegerá sus bolsillos, al establecer una serie de normas que limitan el poder y el control que por muchos años ha mantenido la industria de los seguros médicos.

Gracias a la creación de un ‘Acta de los Derechos del Paciente’ (‘Patient’s Bill of Right’) —parte de la cual ya entró en efecto con la firma de la ley—, se ampara a los consumidores de ciertos abusos que cometían algunas compañías de seguro en el pasado.

A continuación ofrecemos una lista de los derechos, protecciones y beneficios más importantes de la ley:

Prohibe establecer diferencias en el pago basado en el género: Antes, el 90% de las compañías le cobraban más por las primas a las mujeres que a los hombres, entre otras razones, por los gastos de maternidad aunque la mujer no tuviera hijos. Esto, que hoy es ilegal, era considerado injusto y discriminatorio.

Termina con las exclusiones por condiciones preexistentes en niños: La ley estipula que no se puede limitar o negar cobertura a menores de 19 años porque tengan una enfermedad crónica anterior, como asma. Esto se extenderá a los adultos a partir de enero de 2014.

Mantiene cubiertos a los adultos jóvenes: Estos pueden seguir estando amparados bajo el plan médico de sus padres hasta que cumplan los 26 años.

Obliga a cubrir servicios médicos preventivos sin costo: el paciente puede recibir exámenes preventivos sin necesidad de un co-pago.

Protege la elección del médico primario: se puede elegir el doctor de cabecera de su preferencia, un pediatra y cualquier obstetra/ginecólogo que participe en su red de proveedores de salud.

Elimina las barreras para obtener servicios de emergencia: se puede acudir a una sala de emergencia de cualquier hospital aunque éste se encuentre fuera de la red de su plan de cobertura.

Termina con los límites de por vida en la cobertura: Esto será prohibido en todos los nuevos planes de cobertura de salud, alqo que afectaba a quienes necesitaban tratamientos largos como los pacientes con cáncer. En Nueva York, más de seis millones de personas se beneficiarán con esto.

Restringe los límites anuales de dinero en cobertura: Estos límites serán eliminados en 2014.

Hace ilegales los retiros arbitrarios de cobertura de seguros: las compañías ya no podrán cancelar súbitamente coberturas sólo porque el consumidor cometió un error involuntario a la hora de llenar su aplicación.

Prohibe realizar alzas en las primas: Ahora, las compañías de seguro deben justificar de manera pública cualquier aumento en el costo de las primas o co-pagos que supere el 10% o más.

Ayuda a obtener el máximo provecho del dinero de sus primas: Las aseguradoras están obligadas a invertir el 80% de sus ingresos en mejorar la calidad del servicio y la tención médica de sus asegurados. Si por el contrario invierten más dinero en gastos administrativos o en pagos de salarios, serán obligadas a reembolsar dinero a sus clientes. Se estima que más de un millón de neoyorquinos con cobertura de seguro privado recibirán un promedio de $138 en reembolsos este año.

Garantiza el derecho a apelar: el consumidor podrá pedirle a su aseguradora que revise la negación de un pago por servicio o tratamiento médico. La compañía debe informarle sobre la apelación en su lengua materna en caso que no hable inglés.