Maestros en paro nacional

Protesta es vista por el Gobierno colombiano como 'injustificada'

BOGOTÁ, Colombia (Notimex).— Unos 330 mil educadores colombianos iniciaron ayer un paro nacional por tiempo indefinido, protesta que el Gobierno del presidente Juan Manuel Santos consideró injustificada porque ya existían acuerdos previos con el magisterio.

Pese a que se habían alcanzado puntos como los recursos para cubrir las deudas pendientes con el sector y un régimen excepcional de salud para los docentes, miles de ellos suspendieron ayer martes sus actividades, lo que afecta a unos ocho millones de estudiantes.

El presidente de la Federación Colombiana de Educadores (Fecode), Luis Alberto Gruber, admitió ayer que están cerca de lograr un acuerdo con el Gobierno para evitar prolongar el paro.

“Estamos muy cerca, hacemos un llamado para que se produzcan los documentos, y se genere la confianza, la voluntad de Fecode es que se de una pronta salida al conflicto”, declaró a periodistas el dirigente sindical colombiano.

Aseguró que las conversaciones con la ministra de Educación, María Fernanda Campo, continúan pero dijo que la protesta se mantendrá hasta que haya soluciones de fondo a los problemas que afronta el magisterio desde hace varios años.

Además del pago de las deudas atrasadas y un mejor servicio de salud para el sector, los docentes piden al Estado cumplir con la bonificación que reconoce a los maestros que laboran en zonas afectadas por el conflicto armado interno.

La ministra Campo negó que el Gobierno haya incumplido los compromisos acordados con el magisterio y consideró “injustificado” el movimiento que desde ayer dejó sin clases a las escuelas públicas de todo el país.

En el marco de la movilización, los educadores marcharán esta semana en las principales ciudades del país, incluida Bogotá, con el apoyo de los estudiantes universitarios que reclaman gratuidad y calidad en la educaci��n.