Acusado de extorsión internacional

Niegan fianza a funcionario de Bolivia arrestado en Miami

MIAMI (AP). — Un juez federal de Miami negó ayer la libertad bajo fianza a un alto funcionario de la Policía Nacional de Bolivia acusado de extorsionar por miles de dólares a un empresario de su país, al considerar que podría fugarse de Estados Unidos.

De esta manera el magistrado Jonathan Goodman aceptó el pedido de la fiscalía para que Mario Fabricio Ormachea Aliaga, de 42 años, permanezca detenido en una prisión federal de Miami hasta que se realice su juicio.

El gobierno estadounidense acusa a Ormachea de extorsionar por 30 mil dólares a Humberto Roca, ex propietario de la aerolínea boliviana AeroSur.

De acuerdo con una declaración jurada del FBI, Ormachea se reunió con Roca en Miami a fines de agosto y le dijo que desecharían los cargos en su contra que enfrenta en Bolivia y acusarían a otra persona si él pagaba 30 mil dólares.

Pero la abogada defensora Sowmya Bharathi expresó en la audiencia que su cliente viajó a Miami en carácter personal y no como miembro de la policía para ayudar a regresar a Bolivia a su padre, un anciano de cerca de 90 años que se encontraba en EEUU.

Roca salió de su país para eludir acusaciones de que proporcionó boletos de avión a quienes las autoridades de la nación andina califican de mercenarios extranjeros en contra del gobierno. Según la declaración jurada, Roca asegura que los cargos tienen motivaciones políticas. El empresario busca obtener asilo político en Estados Unidos.

Antes de reunirse con Ormachea, Roca se puso en contacto con el FBI, siguiendo los consejos de un abogado. Los agentes secretos vigilaron y grabaron las reuniones y allí el funcionario de la policía boliviana le habría dicho a Roca que desecharían los cargos en su contra y acusarían a otra persona a cambio de dinero.

Después que Roca efectuó un pago inicial de 5 mil dólares proporcionados por el FBI, Ormachea fue detenido en un semáforo y acusado de viajar en una misión de comercio exterior para cometer extorsión.

Las autoridades bolivianas aseguran que Ormachea, quien enfrenta otras acusaciones de mala conducta en su país, es un desertor y su viaje no estaba respaldado por el gobierno. Dijeron que fue removido de su puesto el 28 de agosto y estaba siendo investigado.

El incidente de Ormachea no es el primero que debe enfrentar el gobierno boliviano. En 2011 el ex jefe antidrogas de la nación andina, René Sanabria, fue detenido por acusaciones de contrabando de cocaína a Estados Unidos y está cumpliendo una condena a 14 años de prisión.

AeroSur dejó de volar en junio. Acumulaba una deuda de cerca de 100 millones de dólares que incluía impuestos atrasados al fisco y 30 millones de dólares de salarios a unos 1.200 empleados.

Roca ha manifestado que el gobierno de Morales llevó a la quiebra a AeroSur para favorecer a la empresa estatal Boliviana de Aviación.