Pareja de novios entre los muertos por lluvias en Colorado

La cifra de fallecidos por las inundaciones se elevó a cuatro, mientras autoridades en el estado intentan localizar a 218 personas
Sigue a La Opinión en Facebook
Pareja de novios entre los muertos por lluvias en Colorado
Efectivos de la Guardia Nacional en una zona inundada en el condado de Boulder.
Foto: EFE/EPA / Sgt. Joseph K. Vonnida

Denver, Colorado – Las autoridades de Colorado confirmaron esta mañana que la cifra de muertos por las fuertes inundaciones registradas en los últimos días aumentó a cuatro personas y el número de desaparecidos llega a los centenares.

Las autoridades confirmaron las muertes de una pareja de novios, ambos de 19 años, en Boulder; un hombre en Jamestown, una localidad montañosa totalmente destruida por las torrenciales lluvias; y otro hombre en Colorado Springs, localidad a 62 millas al sur de Denver.

El jefe de policía de Boulder, Mark Beckner, dijo que aún no se han logrado localizar a 218 personas en esa ciudad, detallando que se trataría de individuos “con quienes sus familiares no han podido establecer contacto”.

La destrucción sin precedentes históricos en el estado, causada por las lluvias de los últimos días y que ha motivado la evacuación de dos ciudades enteras (Jamestown y Lyons), podría haber provocado la muerte de muchos de estos desaparecidos, según Kim Kobel, portavoz del Departamento de Policía de Boulder.

Más de 250 miembros de la Agencia Federal de Emergencias (FEMA) comenzaron hoy un operativo en los 14 condados de Colorado afectados, buscando a los desaparecidos.

Entre los rescatados con vida figuran dos mujeres de Maine que escalaban una montaña de unos 4,200 metros y que debieron esperar dos días hasta que personal especializado las auxilió.

Un bombero estuvo más de 24 horas aferrado a ramas de un árbol en Boulder antes de ser rescatado, mientras que personal de emergencia debió usar un bote para ayudar a cuatro adultos y un adolescente a salir del segundo piso de un edificio en el centro de Boulder.

Pero la destrucción causada por el agua (en una semana llovió lo que habitualmente llueve en un año) se extiende desde Fort Collins, al norte, hasta la localidad de Pueblo, al sur, lo que equivale a las principales ciudades del estado ubicadas al este de las Montañas Rocosas.

Las primeras evaluaciones indican que el agua afectó por lo menos 14 diques y erosionó grandes porciones de transitadas carreteras, incluyendo las carreteras federales 34, 36 y 85, y las estatales 7 y 66, dejando aislada a la turística ciudad de Estes Park. En esta zona, y en Evergreen, el torrente de agua destruyó gran parte de los negocios céntricos de esas ciudades.

Como las autoridades aún no han podido determinar hasta esta mañana una evaluación de los daños, se desconoce el número de personas afectadas por la inundación en esas localidades.

En un comunicado, el Departamento de Transporte de Colorado indicó esta mañana que la carretea interestatal 25 seguía cortada por el agua en varios sectores y recordó que el tránsito en otras carreteras está restringido sólo a equipos de emergencia.