¡Un reto a la historia!

'Canelo' y Mayweather paralizan hoy al mundo del deporte en Las Vegas
¡Un reto a la historia!
Danny García y Lucas Matthysse posan para los fotógrafos luego de dar el peso dentro de la categoría de los welters juniors.
Foto: AP

LAS VEGAS.— Saúl “Canelo” Álvarez y Floyd Mayweather Jr. cumplieron ayer con la ceremonia de pesaje para dar vía libre a su combate de hoy en el MGM Grand Garden Arena de esta ciudad.

Con un marco de público excepcional que abarrotó la arena principal abierta por primera vez al 100% para una ceremonia de este tipo, los protagonistas de “El Único”, pasaron el examen de la báscula.

Primero tomó su turno “Canelo” Álvarez, quien dejó 152 libras justo el límite en el que está pactada la pelea, desterrando de esa manera cualquier temor y desvirtuando versiones que anunciaban algún problema con el peso para el campeón mundial de los superwelters.

“Nunca tuve problemas con el peso. Yo entreno de manera responsable y ya han visto que todo se cumplió sin problemas”, señaló el joven tapatío.

“Respeto a Mayweather por su gran carrera, pero todo tiene su momento, y éste es el mío”, agregó.

En segundo término vino Floyd Mayweather Jr., quien marcó 150.5 lbs, una libra debajo de lo que regularmente ha marcado cuando pelea en 154 libras.

El invicto, nativo de Oregon, no habló ni lució exuberante como otras veces, ya que al parecer había lanzado todo su arsenal en la conferencia de prensa final cuando maltrató de palabra al mexicano.

“Elegí enfrentar a ‘Canelo’ [Álvarez] porque ha demostrado que es un gran campeón y porque podemos tener un gran combate”, dice “Money” Mayweather.

“He peleado antes contra muchos mexicanos y hemos sostenido grandes peleas”, dijo.

El trámite es totalmente predecible. Álvarez tomando la iniciativa y Mayweather caminando el ring, manteniéndose a distancia con su jab, evadiendo el castigo con sus movimientos de cabeza y marcando puntos con su recto y sus combinaciones venenosas.

Mayweather tira dos golpes, su jab y su recto”, dice Óscar de la Hoya. “…y pelea 45 segundos por asalto”, agrega.

De esa manera ha peleado siempre el “Money Man” y así se mantiene invicto en 44 combates, un elusivo escapista que a los 36 años debe reconfirmar que de la misma manera que es intocable para los rivales, tampoco lo toca el tiempo.

Ese tendría que ser el punto de quiebre a favor del mexicano. Poner un ritmo trepidante al combate para desgastar las reservas de su adversario y sin asalto de descanso, llevarlo al límite para establecer diferencias a favor frente un hombre mayor que debe empezar a sentir el peso de los años.

En un pleito que parece todo a favor del hombre de Las Vegas, “Canelo” Álvarez tiene la gran ventaja de saber que puede arrimarse sin riesgos, porque la pegada de Mayweather no intimida y nunca ha sido un factor en sus victorias como welter y menos todavía como superwelter.

Es un argumento básico en un plan de pelea: pasar los golpes del rival y hallar la distancia para conectar los suyos.

Por supuesto no va a encontrar un blanco fácil, pero de tanto ir a buscar, en una de ésas puede encontrar y los golpes del azteca sí son sólidos para dañar a un hombre que de tanto ganar ya debe estar cerca de perder una pelea.

Deberá subir muy tranquilo al ring “Canelo” para evitar que el rival les “robe” su plan de pelea.

Si está mentalmente fuerte para contrarrestar la fortaleza de Mayweather, puede dar el gran golpe y vencer al invencible, pero si se deja sacar de casillas, y entra en el juego de Mayweather, puede recibir una clínica de boxeo en una noche muy larga. Así de simple.

De cara al combate coestelar el argentino Lucas Matthysse marcó 140 lbs, el límite de la categoría, mientras Danny García falló en su primer paso al superar el límite, pero en un segundo intento marcó las 140 para dejar pactado su pleito unificatorio en los welters juniors.

En “El Único”, que supone el regreso de las grandes carteleras, Mayweather y Álvarez se juegan los títulos de las 154 libras del CMB y la AMB en una pleito en el que las apuestas están a favor de Mayweather y todos creen que irá a la distancia, y que la vía para Álvarez —y ésa es casi su única opción— es ganar por nocaut.