Alaba a los narcos

El cantante Gerardo Ortiz dedica corrido "Dámaso" a hijo de capo mexicano

“Y lo prometido es deuda ¡viejón!, ahí está su corrido, ¡ahí nomás!”. Es la dedicatoria que hace Gerardo Ortiz al hijo de un poderoso narcotraficante buscado por la Agencia Federal Antidrogas (DEA).

El más reciente corrido con el que Ortiz impulsa su carrera como cantante se titula “Dámaso”, en referencia a Dámaso López “El Mini Licenciado”.

El aludido en la canción es hijo del capo Dámaso López Núñez “El Licenciado”, de 47 años de edad, considerado por las autoridades estadounidenses como el número dos en la organización de Joaquín “El Chapo” Guzmán.

En marzo pasado el Departamento de Justicia desclasificó el expediente de “El Licenciado”, a quien le fincaron cargos desde noviembre de 2011.

La DEA lo acusa de encabezar una red de narcotráfico entre Perú, Panamá, México y Estados Unidos, la cual le habría generado ganancias por $280 millones de dólares, según los documentos de la corte a los que tuvo acceso La Opinión.

También se identifican como parte de esa red criminal a Felipe Zurita Cruz, de 58 años de edad, también conocido con el alias de “Daniel García Cordero”, y a sus cómplices Jaime Alberto López Gutiérrez, Raúl Rosales Sáenz y otro hombre identificado sólo con el apodo de “El Gordo”.

Dámaso López Núñez, oriundo de la sindicatura de El Dorado, en Sinaloa, fue jefe de seguridad de la cárcel de Puente Grande, de la que se fugó “El Chapo” Guzmán en enero de 2001. A partir de entonces, según la DEA, “El Licenciado” se convirtió en uno de sus principales lugartenientes.

El Departamento del Tesoro colocó en enero de este año a “El Licenciado” en su lista negra para impedir que haga operaciones financieras en Estados Unidos y para tratar de congelarle todos sus bienes.

A pesar de ser considerado por la DEA como la mano derecha de “El Chapo” Guzmán, “El Licenciado” fue exonerado en marzo pasado por un juzgado federal del Estado de México con relación a una investigación por lavado de dinero que la PGR inició en 2008.

Al Dámaso de la canción, identificado en la misma como “El Uno-Cinco y trae pistola al cinto”, se le ubica en la prensa sinaloense como integrante de un grupo de juniors vinculados al narco.

En una página de Facebook, la cual no se actualiza desde el 28 de mayo y que se le atribuye a “Dámaso López El Mini Lic”, se hace alarde de armas, dinero y granadas, además de colocar imágenes del vídeo del corrido que le dedica Gerardo Ortiz.

Nacido en Los Ángeles de familia sinaloense, Ortiz sufrió un atentado el 20 de marzo de 2011 en Colima del que resultó muerto su chofer y su representante artístico, Ramiro Caro, quien era su primo. Desde entonces no hace presentaciones musicales en México.

La Opinión se comunicó con la publicista y la disquera del cantante (DEL Records) para obtener un comentario, pero hasta el cierre de esta edición no respondieron.

Ortiz, quien está por cumplir 24 años de edad, siempre ha presumido ser el autor de todas sus canciones, incluyendo “Dámaso”, a la cual Telemundo otorgó un reconocimiento en los pasados premios Tu Mundo. La canción también estuvo nominada para los premios Billboard de la Música Mexicana que entrega esa misma cadena.

“Desde muy pequeño canto corridos, en mi casa era lo único que se escuchaba… lo llevo en la sangre”, declaró el cantante hace un par de años en una entrevista para La Opinión.

Entre otros corridos polémicos que interpreta son “En preparación”, que habla dea Manuel Torres “El M-1” o “El Ondeado”, uno de los principales operadores del Cártel de Sinaloa asesinado en octubre de 2012.

También compuso y canta respectivos corridos a los hermanos Alfonso y René Arzate García, apodados “El Aquiles” y “La Rana”, respectivamente, supuestos líderes de una célula del Cártel de Sinaloa en Tijuana.