Yankee Stadium a sus pies

El homenaje de Yanquis a su mejor cerrador de la historia dura 50 minutos

NUEVA YORK (AP).— Mariano Rivera recibió ayer un conmovedor homenaje en el Yankee Stadium, un acto de casi una hora en el que el inigualable relevista panameño recibió otra tanda de obsequios y su número 42 fue retirado formalmente.

Bajo un sol radiante en el Bronx, jugadores, coaches y empleados de los Yanquis estuvieron como testigos en la ceremonia.

La banda de rock Metallica se encargó de introducir a Rivera, haciendo retumbar desde la franja de advertencia en los jardines la melodía “Enter Sandman”, con la que tradicionalmente Rivera salía del bullpen rumbo al montículo para sacar los tres últimos outs.

“Gracias a todos por 19 años de apoyo”, declaró Rivera dirigiéndose a la multitud. “Ha sido una magnífica carrera. Los tendré siempre en mi corazón, aquí en Nueva York”.

Rivera anunció previo al comienzo de la temporada que la de 2013 sería la última campaña de una ilustre trayectoria de 19 años, en la que se encumbró como el relevista con más rescates en la historia de las Grandes Ligas con 652.

Después de recibir homenajes en diversos estadios desde abril, ayer fue el turno de los Yanquis para honrar al lanzador derecho que en noviembre cumplirá 44 años.

El equipo retiró el número 42 de Rivera, convirtiéndole en el primer jugador activo de la franquicia que recibe semejante distinción.

Rivera era el último pelotero que lucía en su camiseta el 42, un número que había sido retirado de las Grandes Ligas en honor a Jackie Robinson, el jugador que rompió la barrera racial en el beisbol profesional de Estados Unidos. La viuda de Robinson, Rachel, y su hija, Sharon, estuvieron presentes en el acto.

El exmánager Yanqui, Joe Torre, así como sus excompañeros Jorge Posada, Bernie Williams, Paul O’Neill y David Cone, entre otros, también estuvieron presentes en la ceremonia.