Sancionan a Cerro Porteño sin estadio por la violencia de su hinchada el domingo

El Tribunal de Disciplina de la Asociación Paraguaya de Fútbol (APF) decidió sancionar con dos fechas al estadio General Pablo Rojas, del Cerro Porteño, por los incidentes violentos protagonizados por su hinchada, el domingo pasado, durante el partido ante Deportivo Capiatá.
Sancionan a Cerro Porteño sin estadio por la violencia de su hinchada el domingo
Seguidores del Cerro Porteño de Paraguay durante un partido, el pasado 1 de noviembre de 2012, en el estadio General Pablo Rojas de Asunción (Paraguay). EFE/Archivo

Asunción, 25 sep (EFE).- El Tribunal de Disciplina de la Asociación Paraguaya de Fútbol (APF) decidió sancionar con dos fechas al estadio General Pablo Rojas, del Cerro Porteño, por los incidentes violentos protagonizados por su hinchada, el domingo pasado, durante el partido ante Deportivo Capiatá.

La APF publicó también hoy en su web que la barra brava del club asunceno tiene prohibido el ingreso a cualquier escenario deportivo del país por 30 días.

Un representante del tribunal disciplinario de la APF, Raúl Prono, explicó este miércoles al digital D10 que la medida es provisional, mientras se reúnen más datos para el castigo definitivo tanto para la cancha de Cerro como para las hinchadas organizadas “La Plaza” y “Comando”, que incitaron la batalla campal del domingo.

Los partidos en que Cerro Porteño deberá hacer de local se celebrarán en el Defensores del Chaco, contra Rubio Ñu y General Díaz.

En cuanto a la hinchada organizada, solo volverá a las gradas en el partido contra Rubio Ñu, que será entre el viernes 25 y el domingo 27 de octubre. Así, no ingresará en los partidos contra Nacional, Guaraní y Presidente Franco, todos de visitante, y a la espera de la decisión definitiva del Tribunal Disciplinario.

Tras la pelea que se desató en “La Olla”, como también es conocido el estadio del Cerro Porteño, donde los dos sectores de barra bravas se golpearon, jugadores y dirigentes del club han mostrado su descontento con los castigos ya anunciados el martes.

El jugador César ‘Tigre’ Ramírez dijo que “cerrar los estadios no es la solución cuando surge este tipo de problemas. Se tiene que hacer cumplir las leyes y castigar a los responsables de la violencia en las canchas, así como lo hicieron con los Hooligans en Inglaterra”.