ONU: bloque contra Siria

Advierten a al-Assad sobre consecuencias si no coopera

ONU: bloque contra Siria
Inspectores de la ONU recogiendo pruebas del lugar donde se produjo el supuesto ataque con armas químicas en Damasco (Siria).
Foto: EFE

NACIONES UNIDAS (EFE).— El Consejo de Seguridad de la ONU aprobó ayer la primera respuesta de la comunidad internacional a la guerra civil siria, al respaldar una resolución sobre la destrucción de las armas químicas de ese país que advierte al Gobierno de consecuencias si no coopera con el proceso.

Más de dos años y medio después del estallido de la guerra civil en Siria, el Consejo de Seguridad superó ayer el bloqueo que ha sufrido durante todo el conflicto y votó su primera resolución sobre una tragedia que se ha cobrado ya la vida de más de cien mil personas.

Los quince miembros del máximo órgano de decisiones de la ONU aprobaron por unanimidad una resolución consensuada por Estados Unidos y Rusia que condena por primera vez el uso de armas químicas en Siria, y advierte al régimen del presidente Bachar al-Assad que habrá “consecuencias” si no coopera con el desmantelamiento de su arsenal.

Después de la votación, pasadas las 20.16 hora local (00.16 GMT del sábado), el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, calificó de “histórica” la resolución aprobada por el Consejo pero recordó a sus miembros que el “catálogo de horrores” en Siria sigue siendo “demasiado grande”, por lo que pidió el fin inmediato de la violencia.

Ban hizo un nuevo llamamiento a las autoridades sirias y a la oposición rebelde -y al resto de actores con poder de influencia-, para que “a mediados de noviembre” se sienten a negociar la paz en una conferencia internacional en Ginebra, propuesta en mayo pasado por Washington y Moscú pero que hasta ahora no ha podido celebrarse.

El ministro de Exteriores ruso, Sergei Lavrov, dijo tras la votación que el régimen de Bachar al-Assad dio un primer paso al anunciar que acepta poner bajo control internacional su arsenal químico y destacó que la resolución aprobada hoy “no permite ningún uso automático de la fuerza” en caso de incumplimiento.

Aunque Estados Unidos y sus aliados defendían incluir en el texto invocar al Capítulo 7 de la Carta de Naciones Unidas, que regula la imposición de sanciones e incluso el uso de la fuerza autorizado por Naciones Unidas, al final Rusia logró su cometido y el uso de la fuerza se supedita a una segunda resolución.

El secretario de Estado norteamericano dijo que la resolución “vinculante” logra por primera, “a través de medios pacíficos”, poner fin a un arsenal químico, y advirtió que “habrá consecuencias” si Siria no coopera con el proceso de desmantelamiento, que habrá concluido a mediados de 2014.

La votación fue menos de dos horas después de que la Organización para la Prohibición de las Armas Químicas (OPAQ) aprobara por consenso su plan para la eliminación del arsenal químico sirio, que prevé desplegar inspectores en los próximos días y la destrucción total de todas sus armas químicas en la primera mitad de 2014.