TU TECNOLOGÍA: TU TECNOLOGÍA

El gobierno de Brasil está enfadado y quiere tomar el control del internet en su país. En la reunión de la asamblea de las Naciones Unidas, la presidenta Dilma Rousseff denunció y pidió regulación del espionaje conducido por la Agencia Nacional de Seguridad de los Estados Unidos, conocida como NSA.

Los políticos muchas veces tratan de meter las manos en problemas que no entienden. Es entendible que la presidenta de Brasil esté enfadada con la actividad de espionaje de los Estados Unidos pero en realidad, todos los países desarrollados espían de una manera u otra.

El problema con el Internet es que ha crecido a un tamaño astronómico y a pesar de eso, funciona sin problemas. Si quieres enviarle un correo electrónico a una persona en cualquier parte del mundo, solo necesitas su dirección y se lo envías sin costo alguno de tu parte. El mensaje utiliza los sistemas de intercambio de mensajerías y encuentra su destino.

Lo mismo ocurre cuando visitas un sitio Web al escribir una dirección como TuTecnologia.com. El sistema que hace esto posible se llama DNS o Domain Name System que convierte la verdadera dirección de IP del sitio, que puede ser algo obscuro como 252.44.39.59, a una palabra que podemos recordar. Para que esto sea posible, tu computadora tiene que preguntarle a su servidor de DNS y el mismo tiene que preguntarle a los servidores centrales del Internet que le mostrarán el camino al sitio que buscas.

De más está decir que este proceso es increíblemente eficiente debido que ha podido escalarse al tamaño inmenso del internet de hoy en día y la mejor prueba de su efectividad es que sencillamente funciona.

La preocupación de la Presidenta tiene que ver con control. Los servidores principales de Internet están en los Estados Unidos por la misma razón que las escuelas de samba están en el Brasil, porque están en el lugar donde se inventaron.

La capa más importante del Internet en realidad es donde pasa el tráfico que va de un lugar a otro. Lo más sorprendente es que para llegar de una esquina a otra de una ciudad, es posible que este tráfico recorra casi todo el país. ¿Por qué? Porque estos sistemas buscan la ruta menos congestionada y más rápida para llegar a su destino y las distancias a través de un país o continente son imperceptibles debido a la velocidad a la que viaja la información a través de la fibra óptica.

Lo mismo le pasa a los sistemas en América Latina y hasta Europa y el Medio Oriente, mucha de la información destinada a otro lado en el mismo país, termina pasando por los Estados Unidos debido a la velocidad de las conexiones, un hecho del que se aprovechó el NSA para espiar estas comunicaciones.

En el Internet no hay fronteras. Todos los países que están conectados pueden acceder la información en otros países con algunas pequeñas excepciones y esto es lo que hace al Internet algo grande.

Para muchos, colocar el control del Internet en las manos de las Naciones Unidas, donde países como Rusia y China tienen una influencia tan grande es sencillamente una locura.