California, ejemplo a seguir

Guía de Regalos

California, ejemplo a seguir
California ha tomado el mando en cuanrto a legislación favorable para los inmigrantes indocumentados.
Foto: Archivo

Enlace

Hace solo tres años, el panorama del otrora Estado Dorado no podía ser más lamentable: pese a los esfuerzos del entonces gobernador Arnold Schwarzenegger por enderezar la maltrecha economía estatal, California enfrentaba un déficit de 60,000 millones de dólares y un desempleo del 12 % .

El demócrata Jerry Brown tomó las riendas del estado en 2011, en medio de un gran pesimismo por el futuro de la economía. Sin otra alternativa, anunció la amarga receta que generalmente se aplica en estos casos : estrictas medidas de austeridad y aumento de impuestos. Para sorpresa de todos, la fórmula no solo ha funcionado bien, sino incluso más rápido de lo esperado: varios pronósticos indican que para 2014 las arcas públicas del estado registrarán un superávit de entre $1,200 millones y $4,400 millones.

Pero las buenas noticias no se limitan al campo económico. California ha vuelto a tomar la batuta en lo que se refiere a la legislación favorable para los inmigrantes irregulares. A diferencia de Washington, donde las luchas partidistas mantienen estancada la discusión sobre la reforma migratoria, los legisladores de Sacramento han dado en las últimas semanas pasos decisivos en materia de migración.

Para comenzar, recientemente el gobernador firmó la ley AB 1195 para garantizar que los inmigrantes que han sido víctimas de un delito puedan denunciarlo sin temor a que las autoridades los deporten

Y en una acción que acaparó titulares nacionales y más allá de las fronteras, la legislatura aprobó la polémica medida para volver a dar licencia de manejo a los indocumentados, algo por lo que se había luchado desde hace 15 años. Brown ha prometido que firmará la medida para que se convierta en ley.

Otros proyectos que están en espera de ser firmados por Brown incluyen la Carta de Derechos para Trabajadores Domésticos que daría protecciones laborales a este grupo que tradicionalmente ha sido uno de los más explotados e ignorados.

También se aprobó la Ley Trust que busca impedir que los indocumentados sin antecedentes penales sean deportados bajo el programa federal Comunidades Seguras. Aunque este fue diseñado para deportar a los inmigrantes acusados de delitos graves, se ha enfocado en expulsar del pais a muchos trabajadores cuyo único delito es no tener papeles, lo que ha causado la separación de miles de familias.

De igual manera, se aprobó un proyecto de ley para proteger a los consumidores del fraude de inmigración. Se dio luz verde, además, a una medida para impedir que los empleadores tomen represalias contra los trabajadores inmigrantes y otra para permitir que los indocumentados obtengan una licencia para ejercer la abogacía.

Si bien todas estas medidas beneficiarán en primer lugar a los inmigrantes irregulares tendrán también un efecto positivo en todo el estado. Un ejemplo claro de ello es la aprobación de las licencias de manejo que harán más seguras las calles y autopistas del estado. Lo único que nos resta desear es que Sacramento siga por este camino y que en Washington tomen nota de cómo se debe gobernar.