Menor hispano que mató mamá en Nevada va a corte

La Policía no reveló los motivos de Adrián Navarro-Canales para asesinar también a su hermano de 9 años

Guía de Regalos

Menor hispano que mató mamá en Nevada va a corte
Adrián Navarro-Canales durante su comparecencia este lunes en la corte de Henderson, en Nevada.
Foto: AP

Las Vegas — El adolescente Adrián Navarro-Canales compareció esposado este lunes ante un juez en Nevada, para enfrentar acusaciones de haber matado a su madre y hermano menor un día después de haber festejado sus dieciséis años.

El menor asintió con la cabeza cuando el juez de paz de Henderson, David Gibson, le preguntó si comprendía los cargos. El magistrado estableció una audiencia preliminar el 30 de octubre.

Navarro-Canales ha sido encausado como adulto en el caso. No tuvo que declararse culpable o no culpable.

Encara dos cargos de asesinato que podrían ser penados con cadena perpetua de ser convicto, pero no puede ser condenado a la pena de muerte debido a su edad.

La Policía de Henderson encontró los cadáveres de Elvira Canales-Gómez y César Navarro, de 9 años, en el dormitorio de su apartamento el 20 de septiembre.

La madre tenía puñaladas múltiples y un cuchillo clavado en el pecho, dijo la Policía. El hermano fue apuñalado una vez en el pecho.

No fue hecho público el posible motivo de los homicidios.

Ni el fiscal, Robert Daskas, ni el abogado de oficio del acusado, Joseph Abood, formularon comentarios.

Navarro-Canales fue buscado varios días en Estados Unidos y la frontera con México antes de ser hallado el miércoles pasado en un restaurante de Las Vegas, a unos 15 kilómetros (9 millas) del apartamento suburbano en el que vivía con su madre y hermano.

La Policía cree que los asesinatos ocurrieron el 17 de septiembre después que la madre recogió a César en la escuela.

Navarro-Canales fue designado inicialmente como posible víctima, no como sospechoso, y su padre Adrián Navarro Soto-Mayor, llegó desde San José, en California, para tratar de que el muchacho se pusiera en contacto con los familiares.

Los agentes acudieron al apartamento el 18 de septiembre y dos veces el 19 antes de entrar y descubrir los cadáveres en una cuarta visita.

Una prima, Ana Martínez, de 23 años, dijo a la policía que no creía que Navarro-Canales tuviera amigos, que no le gusta vivir en Estados Unidos y que quería volver a México.