Cierre de Gobierno no afecta préstamos estudiantiles

Esto a pesar de que el Departamento de Educación federal está paralizado en 90%
Cierre de Gobierno no afecta préstamos estudiantiles
La ayuda federal de becas y préstamos a estudiantes continúa a pesar del cierre de Gobierno.
Foto: Archivo

California – Mientras la ayuda federal de becas y préstamos a estudiantes continúa, la vasta mayoría del Departamento de Educación federal está paralizado, de acuerdo con un plan de contingencia anunciado en su sitio oficial de internet.

Más del 90% de los 4,225 empleados del departamento están en ausencia forzada sin paga, o en los llamados furloughs, como consecuencia del cierre parcial de las operaciones del Gobierno federal por falta de presupuesto.

Este plan es similar al que el Departamento puso en marcha durante el “apagón” del año fiscal 1995-96 que duró 21 días.

El impacto del cierre en la educación pública aún se desconoce, aunque con certeza “afectará severamente el flujo de efectivo a los distritos escolares, colegios y universidades”. Hasta un 20% de los fondos de algunos distritos provienen sólo del Departamento de Educación federal.

Sin embargo, la mayoría de las operaciones de ayuda financiera para estudiantes continuarán con un “impacto limitado” en el procesamiento de FAFSA, la entrega de las becas y pagos de préstamos estudiantiles.

Los “Pell Grants” y los préstamos federales directos para estudiantes continuarán asignándose, dado que estos provienen de un fondo multianual permanente. Los programas “Race to the Top”, “Investing in Innovation” y “Promise Neighborhoods”, tienen fondos hasta el 31 de diciembre.

Los únicos empleados que actualmente están trabajando son los “designados por el Presidente, o individuos confirmados por el Senado”, aquellos responsables por todo lo relacionado a la ayuda financiera federal y los “encargados de proteger vidas y propiedades”, de acuerdo al mensaje que despliega el Departamento en su sitio de internet el cual no será actualizado durante el cierre de Gobierno. Además, las transacciones no serán procesadas y las solicitudes de información no serán respondidas.

Si el cierre continúa más de una semana, sin embargo, el Departamento de Educación anticipa que será aún más difícil continuar con las operaciones esenciales y el porcentaje de empleados que se están reportando a trabajar bajará al 6%.