Decenas de inmigrantes mueren al zozobrar lancha

Decenas de inmigrantes mueren al zozobrar lancha
Decenas de cadáveres son cubiertos en el puerto de Lampedusa luego del naufragio de una embarcación.
Foto: efe

Roma/EFE — Italia despertó ayer con la noticia de una nueva tragedia ocurrida en aguas de la isla de Lampedusa, con el naufragio de una embarcación en la que viajaban cerca de 500 personas y que, por el momento, ha dejado más de cien víctimas mortales y más de doscientos desaparecidos.

Durante toda la jornada, los servicios de socorro rescataron de las aguas del Mediterráneo cuerpos sin vida, que fueron trasladados a los muelles de la isla, mientras que los buzos de la Guardia Costera localizaron entre los restos de la embarcación, que se encuentran a media milla de Lampedusa, decenas de cadáveres.

Según el testimonio de algunos de los 151 supervivientes de la tragedia, que aseguraron ser de nacionalidad eritrea y somalí, la embarcación, que inició su travesía en las costas de Libia, se incendió y acabó volcando, con lo que los indocumentados cayeron al mar, quedando atrapados algunos de ellos bajo la estructura de la barcaza.

Algunas reconstrucciones indican que el fuego pudo ser originado por un cortocircuito, mientras que otras señalan que fueron los propios inmigrantes los que decidieran encender un fuego para ser localizados, puesto que no pudieron contactar con los servicios de rescate a través de un teléfono.

Con esta nueva tragedia, por la que Italia ha decretado día de luto nacional para hoy, Lampedusa, considerada como una de las puertas de acceso a Europa por los inmigrantes dada su cercanía a las costas africanas, ha vuelto a ser testigo de una travesía frustrada para aquellos que buscan en el viejo continente un futuro mejor huyendo de los conflictos y de la hambrunas en sus países.

Los medios de comunicación italianos se hicieron eco de las dramáticas escenas que se vivieron en la isla, donde los cadáveres de los indocumentados se agolpaban en sus muelles, mientras se intentaba dar cobijo a los supervivientes y los equipos de rescate mantenían una actividad frenética para intentar localizar a los desaparecidos que pueden ser más de 200.