Continúan imbatibles

Broncos, Jefes y Santos no conocen la derrota en la actual temporada
Continúan imbatibles
El esquinero de Denver, Omar Bolden, trata de derribar a Dez Bryant (88), de los Vaqueros de Dallas, tras recibir un pase de Tony Romo.

ARLINGTON, Texas (AP).— Matt Prater convirtió un gol de campo en el último segundo, para que Peyton Manning y los Broncos de Denver sobrevivieran al primer partido de Dallas con más de 500 yardas por aire en la historia y conservaran su condición invicta, al superar ayer 51-48 a los Vaqueros.

Manning siguió en camino de lograr un récord de pases de anotación en el comienzo de una temporada. Totalizó 414 yardas y cuatro anotaciones con sus envíos por Denver (5-0)

Tony Romo lanzó para 506 yardas y cinco touchdowns por Dallas (2-3), pero vio interceptado su último pase del partido por Danny Trevanthan, dentro de la yarda 30 de Dallas, lo que dejó servida la mesa para el gol de campo de Prater.

Los equipos totalizaron 1.039 yardas en forma combinada. Fue el segundo partido con más puntos combinados en tiempo regular desde 1970, cuando se fusionaron la Liga Nacional y la Americana, de acuerdo con la firma STATS.

Cincinnati y Cleveland totalizaron 106 puntos entre ambos en 2004, cuando los Browns se impusieron 58-48.

Jamaal Charles anotó en un acarreo de una yarda cuando restaban 6:23 minutos del encuentro, y los Jefes de Kansas City mantuvieron su foja perfecta en el comienzo de la presente campaña, al derrotar 26-17 a Titanes de Tennessee.

Los Jefes (5-0) están teniendo su mejor inicio de campaña desde 2003, cuando ganaron sus primeros nueve encuentros. Esta victoria llegó pese a que Kansas City dejó que se escapara una ventaja de 13-0, con la que llegaron al intermedio.

Kansas City dominó en un duelo entre dos equipos que han mostrado buen repunte luego de tener malas campañas.

Los Titanes (3-2) lucieron carentes de sincronía en la primera mitad, luego que Ryan Fitzpatrick ocupó el lugar del quarterback titular Jake Locker, marginado por un esguince de la cadera derecha. Fitzpatrick falló sus cinco primeros pases y abandonó el terreno luego de tres downs en sus primeras cinco series ofensivas, antes de guiar a Tennessee a 17 puntos seguidos en la segunda mitad.

Charles dio la ventaja en definitiva a los Jefes, que interceptaron dos pases de Fitzpatrick en los últimos 6:14 minutos. Ryan Succop convirtió cuatro goles de campo, incluido uno de 48 yardas.

Drew Brees hizo dos pases para touchdown, el receptor Jimmy Graham tuvo otro juego con al menos 100 yardas y los Santos de Nueva Orleáns vencieron 26-18 a los Osos de Chicago, para preservar el invicto en la temporada.

Brees completó 29 de 35 pases, para 288 yardas, en su primera victoria en cuatro intentos en el Soldier Field. Garrett Hartley igualó el mejor total de su carrera con cuatro goles de campo por los Santos (5-0), que ganaron por primera vez en Chicago desde el 8 de octubre del 2000.

Graham continuó su impresionante arranque por los Santos, atrapando 10 pases para 135 yardas, en su cuarto partido en fila con al menos 100 yardas — igualando una marca de la liga para tight ends.

Tony González fue el primero de lograrlo, en el 2000, y Graham lo igualó en el 2011.

Jay Cutler completó 24 de 33 pases para 358 yardas por los Osos (3-2), que han perdido dos seguidos tras comenzar la campaña con tres triunfos. Alshon Jeffery tuvo 10 recepciones para 218 yardas y un touchdown.

Hoy, los Halcones de Atlanta recibirán a los Jets de Nueva York en el Georgia Dome para el cierre de la Semana 5.

Los neoyorquinos llegan con dos victorias y dos derrotas, mientras que Atlanta suma 3 descalabros y un triunfo en actual campaña, ambos buscaran ganar para no hundirse en la tabla de sus divisiones.