Opinión: Puerto Rico debe abandonar “Mira quién baila”

La fanaticada de Yolandita Monge, Johnny Lozada y Manny Manuel lo comprendería

Guía de Regalos

Opinión: Puerto Rico debe abandonar “Mira quién baila”
Yolandita Monge no necesita ganar "MQB"; que pida los fondos que obtendría su fundación y su fanaticada seguramente los donará en su nombre.
Foto: Archivo

Si el programa “Mira quién baila”, que transmite los domingos Univision, no tiene una agenda contra los puertorriqueños, lo disimula bastante mal. A juzgar por las últimas dos entregas, los únicos que tienen problemas serios son los “boricuas”, mientras que los otros participantes son tratados con paños de seda. Por eso, antes de escribir cualquier otra palabra, sugiero a los nacidos en la Isla del Encanto que no vuelvan a votar ni auspiciar el programita ese. Después de todo, ustedes saben que Johnny Lozada, Manny Manuel y Yolandita Monge tienen talento de sobra. Y los tres saben que su pueblo los apoya, por lo que no necesitan ganar un programa de tercera categoría (siendo generosa).

Desde anoche, Univision le saca “rating” a la “sorpresita” que le tenían guardada a la diva puertorriqueña, Yolandita Monge, luego de que ésta se luciera en la pista de baile. Le presentaron un video de su hija Noelia (de una entrevista que le habían hecho hace más de un mes a la muchachita) para intentar arrancarle lágrimas. La Monge, histriónica, dio cátedra de lo que es ser profesional, respondió con aplomo y salió del escenario. Eso es un asunto familiar y viejo.

No pasaron cinco minutos cuando el conductor Javier Poza, alarmado, informaba a la audiencia que Yolandita había abandonado el estudio. ¿Qué querían que hiciera, que se quedara allí esperando a que le sacaran la historia de su primer divorcio? ¿De la primera vez que sacó malas notas en la escuela? ¿Qué tienen que ver esos dramones forzados con el baile? Ya la artista había tenido que enfrentar que la nominaran para salir de la competencia porque la escenografía no la había ayudado… Parece que nadie le dijo a la Monge que era “Mira quién baila, diseña, viste, etc…”

Si Yolandita Monge quería ganar la competencia para ayudar a una fundación, que diga cuánto dinero le daría Univision y seguramente sus fans le donarán eso y más. Una mujer de su talento y trayectoria no merece ser “juzgada” por “expertos” como Ninel Conde y Horacio Villalobos, que sólo advierten que “me gustó”, “no me gustó” o comentarios tan profesionales como “si en la pista van a darse besos, prefiero que sean de lengua”. Al menos Bianca “mucho gusto” Marroquín, advierte sobre las líneas, los hombros, etc…

Tristes también son los casos de Manny Manuel y Johnny Lozada. Al “Rey de Corazones” comenzaron atacándolo por su sobrepeso. Si estaba gordo, para qué lo invitaron a participar, ¿para hacerlo pedazos frente a la teleaudiencia? Además, todas las semanas le cambian la pareja de baile, contrario a Mane de la Parra, a quien le dejan la misma para que continúen cultivando el amor que ha nacido entre ambos. Entonces, tiene ventaja porque ya estableció química con ella.

Para esta semana, Manny aparece como nominado. Que se despreocupe. Que diga cuánto hay que darle a su fundación –que alegadamente es lo que motiva a todas estas estrellas a someterse al programita- y que sus fans lo donen en su nombre. Manny ha sobrevivido muchas tragedias en su vida. No merecería que lo paren allí y lo “sorprendan” con un videíto de su hermana fallecida o del día que lo hallaron casi muerto en una avenida en Puerto Rico. Lo importante no es caerse, es levantarse y “Mira quién baila” ha demostrado que se especializa en sacarle punta a los tropezones y tragedias de sus participantes.

Afortunamente de Johnny Lozada no tienen mucho material para destruirlo porque el exMenudo no se ha distinguido por sus escándalos. El único en el cual lo arrastraron fue el de la semana pasada, cuando Ninel Conde lo trató de poco hombre (y ayer le pidió disculpas y mencionó estereotipos). La semana pasada lo obvié, porque quedaba claro que de una profesional tan fabulosa como Ninel Conde no se podía esperar mucho más.

Johnny Lozada parece entender el juego. Y como buena gente que parece ser, lo sigue. Pero, siendo él, en solidaridad con lo ocurrido, me quito del programa también. Claro, que su caso trae otras repercusiones, porque el hombre se destaca como uno de los miembros de “Despierta América” y podrían tomar represalias (por supuesto que públicamente se diría que Johnny ha decidido dedicarse a otros proyectos y a su familia).

Es triste tener que escribir líneas como éstas, pero es que la situación es, digamos, rara.

Puerto Rico, atrévete, quítale tu apoyo a “Mira quién baila” a ver al son de quiénes podrán dar un pasito.