El cambio en los bomberos

La salida del jefe de bomberos de Los Ángeles, Brian Cummings, no sorprende a nadie. Su incapacidad para actualizar tecnológicamente su área condujo a resultados falsos en el tiempo de respuesta a emergencias.

El alcalde Eric Garcetti hizo lo correcto al desplazarlo para restituir la confianza en un servicio, que puede significar la vida o la muerte según la eficiencia de los paramédicos y del sistema que respalda su función.

Esta es una excelente oportunidad para reemplazar el antiguo sistema por uno nuevo en el Departamento de Bomberos de Los Ángeles (LAFD). La puesta al día de la tecnología en los servicios municipales es sin duda alguna uno de los grandes desafíos del nuevo alcalde.

En este caso, el intento de Cummings por mejorar servicios en momentos de recortes condujo a que el nivel del LAFD sea irregular dependiendo el área de la ciudad, que la información recaudada por la agencia reflejara un tiempo de respuesta menor al real y que el motivo de esto fuera la falta de capacitación del personal.

La salida de Cummings es parte del recambio que está haciendo Garcetti en las agencias municipales, en el cual se estima habrá cerca de 12 remociones de una treintena de agencias.

La designación temporal de James Featherstone es un buen inicio para la transición, dada su experiencia a cargo del Departamento de Manejo de Emergencias. Esperamos que este sea el comienzo para tener un Departamento de Bomberos con la mejor tecnología, para que cumpla de la mejor manera su misión de salvar gente .