Artista de CA asegura llevar sangre del muralista Siqueiros

Anna Siqueiros asegura que el renombrado muralista, David Alfaro Siqueiros era su tío abuelo

Artista de CA asegura llevar sangre del muralista Siqueiros
David Siqueiros, un sobrino-nieto del famoso artista mexicano, niega que sea ella sea su pariente y la acusa de oportunismo,.
Foto: Ciro César / La Opinión

Como si se tratara de su tesoro más preciado, Anna Siqueiros cuenta que cuando tenía siete años su padre la puso en el teléfono con el renombrado muralista mexicano David Alfaro Siqueiros (1896-1974), su tío abuelo, afirma ella, para motivar su incipiente gusto por la pintura.

“Cuidado en cómo la gente trata a un artista porque cuando el artista se enoja es más creativo”, repite las palabras que escuchó de uno de los personajes más grandes de México y que, asegura, definieron la carrera artística que ahora desarrolla en Los Ángeles.

Pero David Siqueiros, el cineasta radicado en esta ciudad que sí está documentado como sobrino nieto del muralista, niega que esta anécdota sea verdadera y afirma que Anna no pertenece a su familia. “De que se apellida Siqueiros sí, pero no tiene relación de sangre”, expone. “Hasta donde yo sé somos una familia pequeña, todos somos del DF “, agrega.

Ambos se encontraron por primera vez en octubre de 2012, en la develación del restaurado mural “América Tropical” de Siqueiros, en la Placita Olvera, y desde entonces uno y otro se han visto con recelo. Ella sí lo reconoce como un pariente lejano, pero él no.

“Es curioso, en la inauguración del mural me salió familia que yo no tenía conocimiento que existía”, dice David, de 50 años. “No sé si sea oportunismo, si tiene que ver con su trabajo y lo explota, de esa manera podría ser”, señala.

Para comprobar su relación sanguínea, Anna, de 50 años, muestra un árbol genealógico que nace en Chihuahua (Siqueiros nació en Camargo) y luego se extiende a El Paso y el Distrito Federal, su licencia de manejo que muestra el apellido y una foto en la que aparece el muralista y su padre, Carlos Manuel Siqueiros, afuera del Polyforum Cultural Siqueiros, en Ciudad de México.

Ellos, asegura, eran primos hermanos y aunque uno vivía en México y el otro en El Paso, Texas, los unían las ideas, la militancia comunista del artista y la participación de su padre en el movimiento del líder sindical César Chávez. Por eso se frecuentaban por teléfono o cuando coincidían en territorio azteca.

Su hermana, Cynthia, quien vive en San José, comenta que la foto donde ambos aparecen se tomó después de un recorrido privado que el muralista le dio a su padre en el centro cultural a principios de la década de 1970. Y le dedicó la foto de esta manera: “Con fraternidad al pariente”.

“Si mi papá no era familiar ¿por qué lo recibió? Él estaba escondido por sus pensamientos políticos”.

El cineasta David duda que se trate de una foto familiar. “Esto es difícil de corroborar. Alguien se le acercó como a cualquier celebridad”, menciona.

Nacida en Santa Clara, California, Anna dice que ha pintado desde los tres años. “Siqueiros sí está en mi sangre. Ellos están confundidos porque no conocen la historia de la familia”, indicó.

Desde su trinchera, cada uno trata de honrar a su famoso pariente. David prepara una película sobre su vida, que en parte financiará con lo obtenido por la venta de obras del artista, y fundó el grupo “Amigos de Siqueiros”. Anna, en tanto, creó la “Fundación Siqueiros” y ha plasmado el rostro y extractos de sus obras en el mural “La Voz de la Gente”, que elaboró junto a 35 artistas en 2011.

Políticos e involucrados en la restauración de la obra “América Tropical” no dudan del lazo familiar de la pintora Anna con el muralista. “He trabajado con Anna, la respeto, y he tratado a David, yo no podría decir nada, realmente no sé”, dice el experto en arte latinoamericano Gregorio Luke.