Un puente a la Salud

Ferias de salud demuestran la necesidad de servicios médicos

Un puente a la Salud
Se enseño cómo mantener activos para evitar enfermedades durante la feria de salud 'Bridge to Health'.
Foto: La Opinión - Aurelia Ventura

Para las personas sin cobertura, como Bertha Pérez, las ferias de salud son las únicas oportunidades que tiene para hacerse sus chequeos médicos con regularidad.

“Como no tengo cobertura, cuando tengo algo que hacerme, siempre voy a Tijuana a hacerlo”, dijo Pérez, residente en Maywood y cuyo sueldo de un trabajo de solo 100 horas al mes en un hotel no le alcanza para pagar un seguro.

“Cuando oigo de estos programas, siempre vengo donde sea porque donde están allí los aprovecho”, añadió Pérez, durante la feria de salud efectuada ayer en el Hospital White Memorial, en el Este de Los Ángeles. Aunque ella tiene la posibilidad de obtener cobertura bajo Covered California, su esposo no puede debido a su estatus legal. “Me siento mal cuando tengo que pagar seguro y no puedo agregar a mi esposo”, dijo.

La Universidad del Sur de California (USC), organizó por segundo año consecutivo su feria anual de salud “Puente a la Salud”, la cual ofreció chequeos médicos gratuitos e información sobre la cobertura de salud bajo la Ley de Obama a través de Covered California. Más de 80 estudiantes de farmacia estuvieron haciendo pruebas de salud durante el evento.

“Básicamente lo que queremos es conectar a la comunidad con los servicios de salud”, dijo Alan Sánchez, coordinador del programa, quien señaló que la iniciativa “ya lleva más de ochos años pero es el segundo año que la llamamos ‘Puente a la Salud’, para que tenga su propia identidad”.

De acuerdo con Sánchez, la feria es financiada por empleados de USC a través de la Campaña Buenos Vecinos. Los empleados aportan fondos a la campaña, que no solo apoya eventos de salud sino también actividades educativas.

“USC pone 18 mil dólares, a través de la Fundación Buenos Vecinos. La fundación recolectó el año pasado 1. 7 millones de dólares y financió programas comunitarios de USC y este es uno de estos programas.”, dijo Sánchez.

Para la mayoría de las personas que no pueden obtener cobertura de salud debido a problemas económicos o estatus legal, ferias de salud como la celebrada en el Hospital White Memorial se han convertido en la única posibilidad de obtener chequeos médicos gratuitos para conocer el estado de salud.

“Aquí, en el Este de Los Ángeles y en las zonas más humildes, por la falta de cuidado médico, el índice de diabetes, asma, cáncer es demasiado alto y eso es debido a la falta de cuidado médico”, dijo el Senador Kevin de León, quien estuvo presente en la feria. De León hizo énfasis que en las áreas de alto ingresos económicos no se ven ferias de salud debido a que todos poseen seguro médico. “El cuidado médico es un derecho universal, no un privilegio para los pocos”, dijo De León.

El senador también resaltó el hecho de que las personas indocumentadas no pueden tener acceso a la cobertura bajo la Ley de Salud. “Uno debe tener acceso al cuidado médico sin importar el color de su piel, su ingreso anual, su estado legal”, dijo De León, quien espera que para los indocumentados, “con la reforma migratoria integral, llegará también el acceso al cuidado médico”.

La asistencia a la feria del 2012 fue entre 800 a 1 mil personas pero este año esperaban recibir más personas interesadas en los programas de salud. “Tenemos más de 60 organizaciones que están ofreciendo servicios de información sobre salud preventiva”, dijo Sánchez.

Uno de esas organizaciones fue la Federación de Clubes Zacatecanos de Sur de California, la cual estaba dando a conocer la Iniciativa Binacional Zacatecana de Salud. La iniciativa es un convenio del Gobierno de Zacatecas y la Escuela de Salud Pública de la Universidad de California en Berkeley, la cual se inició en el 2011 y se espera que pueda renovarse en noviembre de este año.

“Lo que hacemos es concientizar y ayudar a las personas en la prevención de las enfermedades e informarles sobre los servicios”, dijo Sara Bugarin, coordinadora del programa en Los Ángeles. “Pero no nos limitamos a la comunidad zacatecana sino que nos abrimos a toda la comunidad”, añadió.

Bugarin destacó que la iniciativa ha identificado cinco áreas de riesgo entre los zacatecanos, como la diabetes, HIV/Sida, cáncer, obesidad y la salud ocupacional.