Evite salmonela y otras enfermedades: Cocine el pollo adecuadamente

Lavarse las manos y mantener la comida en una temperatura adecuada son algunas recomendaciones de las autoridades.
Evite salmonela y otras enfermedades: Cocine el pollo adecuadamente
Es importante la temperatura en la que se conservan los alimentos antes de cocinarlos.
Foto: Archivo

Con la ausencia de inspectores por el cierre del gobierno y con el brote de salmonella en 18 estados que se detectó desde marzo, es posible que las personas teman comer pollo.

Las autoridades de salud pública del Condado de Los Angeles emitió un comunicado para recordarle a las personas la importancia de practicar buenos hábitos de seguridad alimentaria cuando se prepara, cocina o se guarda la comida.

“La salmonela es común en pollo crudo y siempre aumenta el riesgo de infección por la falta de cocimiento. Tenemos que ser cuidadosos de cocinar siempre el pollo a una temperatura interna de al menos 165°F”, dijo Jonathan E. Fielding, MD, MPH, Director de Salud Pública y Funcionario de Salud. “Un termómetro de alimentos es una inversión barata para cocinar sin preocupación”.

Las infecciones por salmonela pueden ser mortales, especialmente en los niños, adultos mayores y personas con VIH o personas bajo el tratamiento de quimioterapia.

Las autoridades de salud recomiendan seguir algunos consejos importantes para la preparación de los alimentos.

• Lávese siempre las manos con agua tibia y jabón antes y después de manipular cualquier alimento, especialmente la carne de res, pollo, pescado o mariscos.

• Cuando este marinando durante largos períodos de tiempo, es importante mantener los alimentos refrigerados. No utilice salsa que fue utilizado para marinar la carne o pollo en la comida cocinada.

• Mantenga los alimentos crudos, especialmente carnes, pollo, pescados o mariscos, lejos de los alimentos cocidos. No use el mismo plato o utensilios para los alimentos crudos y cocidos.

• Mantenga las carnes, ensaladas y otros alimentos perecederos en el refrigerador hasta que estén listos para usarlos. Si guarda sus alimentos en una nevera portátil, mantenga la temperatura igual o inferior a 40 ° F (4 ° C), y mantenga la tapa cerrada lo más posible. Asegúrese de tener suficiente hielo para mantener una temperatura fría constante. Guarde su nevera portátil bajo la sombra, lejos de los pájaros y animales.

• Lave las frutas y verduras bien, por ejemplo el melón o sandia, antes de comer o cocinar.

• Antes de dejar de cocinar compruebe siempre la temperatura de los alimentos. Use un termómetro para alimentos para asegurarse que los alimentos han alcanzado una temperatura interna segura. El USDA recomienda esperar tres minutos antes de cortar carnes y aves para garantizar la seguridad y calidad óptima.

– Carne de res, filetes de ternera, cordero, asados: por lo menos 145 ° F (63 ° C).

– Carne de res molida (hamburguesas), carne molida de cerdo: 160 ° F (71 ° C).

– Todas las aves, incluyendo las carnes molidas: 165 Ú F (74 Ú C).

– Pescado: 145° F (63° C); debe estar opaco y desmenuzarse fácilmente con un tenedor.

– Camarón, langosta, cangrejos: 145 °F (62.8 °C); la carne debe ser blanco perla y opaco.

– Las almejas, ostras, mejillones: conchas deben estar abiertas. Desecha cualquier concha que no se abre en el cocimiento.

• Coloque los alimentos cocidos en un plato limpio o una bandeja.

• La comida que se prepara un día antes, como los frijoles y ensalada de papa, se debe guardar en recipientes poco profundos para enfriar rápidamente a 40° F (4° C) en el refrigerador.

• No utilice los restos de adobo o salsa de los alimentos crudos para los alimentos cocidos.

• Mantenga todos los alimentos tapados para evitar la contaminación y no atraer moscas.

• Consuma los alimentos tan pronto como esté listo.

• Las sobras se deben colocar en recipientes poco profundos y refrigerados. Los alimentos pueden ser cubiertos cuando se enfríen.

• Las sobras se deben recalentar a 165 º F (74 ° C) antes de comer.

• Coma las sobras dentro de dos días.