Aumenta el consumo de sodas entre jóvenes de California

Un estudio revela que en California casi el 40% de los menores de edad tienen sobrepeso y alrededor del 73% de los adolescentes latinos consumen sodas u otras bebidas azucaradas
Aumenta el consumo de sodas entre jóvenes de California
El consumo de bebidas azucaradas trae aparejados serios problemas de salud
Foto: Ciro César / La Opinión

Amber Jiménez, de 14 años de edad, dice que bebe soda todos los días. No sabe exactamente cuántos vasos o porciones consume porque tiene la botella de dos litros de Coca-Cola a su alcance en su casa.

“Bebo Coke cuando quiero; cuando regreso de la escuela, con la cena o a cualquier hora”, dijo Amber, estudiante de noveno grado de Franklin High School, en el noreste de Los Ángeles.

Esta jovencita no es la excepción. Según un nuevo estudio publicado, alrededor del 73% de los adolescentes latinos consumen sodas u otras bebidas azucaradas.

Aunque ha disminuido en un 27% el consumo de sodas y bebidas azucaradas entre los menores de 2 a 11 años, el consumo entre los adolescentes ha incrementado en un 8%, indica el estudio de California Health Institute Survey (CHIS).

Esta investigación analiza las estadísticas de consumo de los menores de entre 2 a 17 años de edad, del 2005 al 2007 y del 2011 al 2012.

El Dr. Harold Goldstein, director ejecutivo de California Health Center for Health Policy, explicó que los programas como WIC han ayudado a disminuir el consumo de bebidas azucaradas en las familias con niños pequeños, pero que lamentablemente los adolescentes están siendo presa del mercadeo de las grandes compañías productoras de este tipo de bebidas.

“Muy pronto veremos si se mantiene bajo el consumo entre los pequeños cuando se conviertan en adolescentes. Aún no sabemos si los hábitos que han adquirido se mantendrán a medida que crecen”, dijo el Dr. Goldstein.

Él agregó que le preocupa principalmente el consumo de sodas entre los adolescentes latinos, ya que éstos tienen un riesgo mayor de parecer de diabetes.

La Dra. Susan Babey, del UCLA Center for Health Policy Research, quien es la investigadora principal de este estudio, dijo que aunque hay progreso, aún hay mucho por hacer.

Las sodas o las bebidas deportivas deberían de ser un placer ocasional, no una rutina diaria. Si la tendencia no se revierte pueden haber costosas consecuencias para los adolescentes, sus familias y el sistema de salud cuando incremente la obesidad y la diabetes”, dijo la Dra. Babey.

Las bebidas azucaradas son la fuente de azúcar más grande en la dieta de niños y adolescentes y un factor que contribuye al aumento de calorías. Y a diferencia de otros productos que los niños consumen en grandes cantidades, las sodas no tienen ningún valor nutritivo.

Casi el 40% de los menores de edad en California tienen sobrepeso. Los expertos estiman que una tercera parte de todos los niños que nacieron en el 2000 desarrollarán diabetes. Las cifras entre los latinos es aún mayor, se estima que la mitad de éstos padecerán de diabetes.

De acuerdo al estudio, la disminución en la cantidad de pequeños que ingieren bebidas azucaradas es la más grande y significativa que se ha dado hasta ahora.

Sólo el 19% de niños entre 2 a 5 años de edad toman bebidas azucaradas diariamente, lo cual significa una disminución del 30% al compararlo con el período del 2005 al 2007.

Entre los niños de 6 a 11 años, el 32% consumen este tipo de bebidas diariamente, lo cual representa una disminución del 26%.