‘Ratoncitos descalzos’

Niños oaxaqueños causan revuelo tras ganar el Festival Internacional de Minibásquetbol sin zapatos
‘Ratoncitos descalzos’
Ninos juegan descalzos en evento internacional.
Foto: Agencia Reforma

MÉXICO D.F.— Los ocho niños campeones que integran la selección de básquetbol triqui de Oaxaca y sus entrenadores, llegaron a México convertidos en una verdadera sensación.

“Ellos no lo ven como consecuencia; se divierten, lo disfrutan, y aparte que el básquetbol es lo único que se juega en las comunidades indígenas y era sólo darle forma, estructura y una organización y que el basquetbol se convirtiera en lo que es, una disciplina”, expresó el profesor Sergio Zúñiga.

“Pero lo primero es la escuela y la casa, después el juego; su principal fortaleza es que no baja los brazos, trabaja todos los días y estos niños tienen que dar mucho todavía”, agregó.

Los niños fueron los triunfadores en el 4° Festival Internacional de Minibásquetbol que se realizó del 11 al 14 de octubre en Córdoba, Argentina.

Captaron la atención por sus victorias arrasadoras de 86-3 ante Celestes Argentina, 22-6 frente a Universidad de Córdoba, 72-16 contra Central Argentina, 82-18 con Hindú Argentina, 44-12 ante Monteéis y 40-16 contra Regatas de Mendoza, pero también porque jugaron descalzos.

“Me gustaron los choripanes y los auditorios donde entrenan porque allí tienen sombrita”, expresó Anselmo, uno de los jugadores.

Zúñiga, director de la Academia de Baloncesto Indígena DIF-ABIM Oaxaca, aseguró que el equipo de niños triquis de baloncesto es una esperanza de miles de menores indígenas.

“Este proyecto es la esperanza de 2,500 niñas y niños indígenas que tienen la oportunidad de mejorar su calidad de vida”, expresó el también entrenador del equipo.

El Presidente mexicano Enrique Peña Nieto también celebró la victoria del equipo de niños triqui.

El Mandatario resaltó que el equipo indígena de Oaxaca es un orgullo para el país.

“Las victorias del equipo triqui de la Academia de Baloncesto Indígena de Oaxaca son un orgullo para los mexicanos”, escribió Peña en su cuenta de Twitter.

El Congreso mexicano también le rindió homenaje. El diputado priísta Gerardo Francisco Liceaga Arteaga solicitó a la Mesa Directiva que se concediera un minuto de aplausos para los triquis oaxaqueños que, explicó el parlamentario, ganaron todos sus juegos por una diferencia no menor a 30 puntos.

“Jovencitos de muy escasos recursos y que nadie les hace absolutamente nada de publicidad ni caso. Sí son los representantes de jóvenes que quieren hacer algo en el deporte y que han puesto el nombre de México muy en alto; ojalá me pueda regalar esa solicitud”, pidió Liceaga Arteaga.

El presidente de la Mesa Directiva, Ricardo Anaya, concedió la petición y el pleno otorgó el minuto de aplausos a los pequeños basquetbolistas, que son llamados los ‘ratoncitos descalzos’.

“Nos llaman los ratoncitos descalzos de México”, refirió Ernesto Merino, uno de los entrenadores.

Indicó que el grupo de básquetbol forma parte del programa Asociación de Basquetbol Indígena de México, creado hace tres años por el ex jugador Sergio Zúñiga, como una forma de superar la marginación en la que viven.

“Un balón de basquetbol lo vemos como una oportunidad de vida, de desarrollo”, agregó Merino.

“Nos llevamos grandes aprendizajes, una cultura y una organización increíble”, escribió Sergio Zúñiga en su cuenta de Facebook.

“Y no se trata de campeonatos o de que hablen de nosotros, se trata de ver crecer esta esperanza para estos niños, que tengan una carrera, que tengan para estudiar, qué comer y una esperanza nueva”.