Hispanos lideran oficinas de legisladores estatales en CA

Casi veinte latinos son jefes de los equipos de trabajo de los legisladores de California
Hispanos lideran oficinas de legisladores estatales en CA
Erika Contreras, jefe de equipo del senador Ricardo Lara.
Foto: Araceli Martínez / La Opinión

SACRAMENTO.—Los latinos no sólo han logrado ganar escaños en la Asamblea y el Senado estatal desde hace varias décadas, sino que más de una veintena han escalado altos peldaños en el Capitolio Estatal y se han convertido en piezas clave detrás del telón.

Erika Contreras, José Carmona, Francisco Estrada, Marva Díaz, Edmundo Cuevas, Gustavo Arroyo, Erik Guerra, Yolanda Sandoval, Minnie Santillán, Luis Quiñonez, Ana Molina, Anthony Zamarrón, David Vela, Laurie Paredes, Tim Valderrama y Laura Ortega son algunos de los latinos que son jefes de los equipos de trabajo de los legisladores estatales y sus manos derechas.

Manejan un promedio de diez a quince empleados entre las oficinas del distrito y del Capitolio del legislador. Y la responsabilidad que pesa sobre sus hombros no es cualquier cosa.

“Nuestro trabajo es escuchar, evaluar los problemas, ver si se resuelven con una llamada, una junta o si se necesita una legislación. Y para que una ley se firme, hay que identificar a los opositores, negociar, y a veces puede ser muy frustrante, porque puede tomarse años resolver un problema”, explica Erika Contreras, jefa del equipo del senador demócrata de Bell Gardens, Ricardo Lara, desde que este ganó el cargo de asambleísta en 2010.

Erika llegó al Capitolio en 2003 a través del programa de becas de la Asamblea. “Tuve la suerte de que me tocara trabajar con el asambleísta demócrata de Los Ángeles, Marco Firebaugh (ya fallecido); y el senador Lara era entonces su jefe de equipo”, relata.

Pero antes de llegar a ese cargo, Erika hizo su maestría, trabajó en campañas, y con varios otros legisladores como consultora, ayudante legislativa, enlace, jefa de distrito.

“Me preparé para llegar a donde estoy, y me siento muy orgullosa de lo que he logrado, no se diga mis padres Jesús y María Contreras, que se acabaron trabajando en una fábrica de ropa en Los Ángeles. Ellos quisieran que mi nombre apareciera en los periódicos, pero yo les digo que mi trabajo es hacer que el nombre de mi jefe salga, no el mío”, dice feliz.

Francisco Estrada, el jefe de equipo del nuevo asambleísta demócrata de Pomona, Freddie Rodríguez, ocupó el mismo cargo con dos ex asambleístas latinas, Mary Salas de San Diego y Norma Torres de Pomona. Antes fue cabildero del Fondo Méxicamericano para la Defensa Legal y la Educación (MALDEF) por siete años en el capitolio estatal.

“A veces tenemos pequeñas victorias que ocurren muy rápido pero hay otras como las licencias que tardan años”, señala Estrada, criado en ambos lados de la frontera, Tijuana y San Diego.

Su mayor satisfacción como jefe de equipo ha sido lograr que el Dream Act, que da ayuda financiera para la universidad a los estudiantes indocumentados, se haya hecho ley.

José Carmona lleva cinco años como jefe del equipo del asambleísta demócrata de Coachella, Manuel Pérez, y dice que la mejor herramienta para el puesto es tener un pensamiento analítico crítico. Su carrera comenzó cuando vino a hacer un internado al Capitolio en 2001 y después de un año lo contrataron como asistente legislativo del asambleísta demócrata Manny Díaz de San José.

En 2003 dejó la legislatura para trabajar por el medio ambiente. Ahí conoció a Manuel Pérez, con quien se identificó en los temas y trabó una fuerte amistad. En 2008, al ganar un escaño en la Asamblea, Pérez se trajo a Carmona como su jefe de equipo. “Así que no llegué de la manera tradicional, sino por los ocho años de experiencia y amistad con Manuel”.

Carmona, hijo de padres campesinos, dice: “He aprendido a escoger mis batallas y que no siempre se puede lograr lo que se quiere, aunque sea lo correcto para muchos “.