Último entrenamiento con toda la plantilla, Xabi Alonso listo en 15 días

El Real Madrid completó con toda la plantilla su último entrenamiento antes de enfrentarse al Juventus italiano en Liga de Campeones, en una mañana en la que Carlo Ancelotti confirmó que podrá alinear a todos sus jugadores salvo a Xabi Alonso, para cuyo regreso marcó un plazo de quince días. El Juventus Turín, que se enfrentará mañana al Real Madrid en la tercera jornada de la Liga de Campeones, regresa al Santiago Bernabéu cinco años después de su última visita para disputar un duelo entre dos de los grandes acorazados de ambos países que, sin embargo, no se han medido tantas veces. El duelo Real Madrid-Juventus Turín de mañana, en el estadio Santiago Bernabéu, tercera jornada de la fase de grupos de la Liga Campeones, trae a la memoria uno de los hechos más curiosos de la historia del balompié, con Alfredo Di Stéfano obligando al árbitro a cambiar el uniforme del equipo turinés.

Madrid, 22 oct (EFE).- El Real Madrid completó con toda la plantilla su último entrenamiento antes de enfrentarse al Juventus italiano en Liga de Campeones, en una mañana en la que Carlo Ancelotti confirmó que podrá alinear a todos sus jugadores salvo a Xabi Alonso, para cuyo regreso marcó un plazo de quince días.

Madrid, 22 oct (EFE).- El Juventus Turín, que se enfrentará mañana al Real Madrid en la tercera jornada de la Liga de Campeones, regresa al Santiago Bernabéu cinco años después de su última visita para disputar un duelo entre dos de los grandes acorazados de ambos países que, sin embargo, no se han medido tantas veces.

Madrid, 22 oct (EFE).- El duelo Real Madrid-Juventus Turín de mañana, en el estadio Santiago Bernabéu, tercera jornada de la fase de grupos de la Liga Campeones, trae a la memoria uno de los hechos más curiosos de la historia del balompié, con Alfredo Di Stéfano obligando al árbitro a cambiar el uniforme del equipo turinés.

En una mañana gris en la ciudad deportiva madridista, Ancelotti pudo preparar los últimos detalles tácticos del partido europeo de la tercera jornada de Liga de Campeones, que disputará mañana en el estadio Santiago Bernabéu ante el Juventus, con la buena noticia de tener a toda la plantilla a su disposición.

El 5 de noviembre de 2008, en partido de la fase de grupos, el conjunto turinés salió victorioso del coliseo madridista con dos tantos de Alessandro del Piero (m.17 y 67).

Los protagonistas de esta insólita, pero esclarecedora anécdota, fueron dos de los futbolistas más importantes de la historia de ambos clubes, y del fútbol en general, los argentinos madridista Di Stéfano y el ya fallecido juventino Omar Sívori. Dos “amigos-enemigos”.

Por segundo día consecutivo Xabi Alonso trabajó al mismo ritmo que sus compañeros, recuperado de la pubalgia y la fractura de un dedo del pie, y va adquiriendo el tono físico necesario para marcar una fecha de vuelta.

Aquel día el Real Madrid formó con Casillas, Ramos, Cannavaro, Heinze (Saviola, m.82), Marcelo, Sneijder (Higuaín, m.65), Mahamdou Diarra, Guti, Drenthe, Raúl y Van Nistelrooy (Van der Vaart, m.82).

El “cabezón”, como era apodado Sívori, gran amigo de Di Stéfano y también genial, contaba esta anécdota cuando quería remarcar la importancia y personalidad que en el mundo del fútbol había tenido “La Saeta Rubia”.

Lo hizo Ancelotti en su rueda de prensa, cuando aseguró que en quince días podrá contar por primera vez en un partido oficial esta temporada con su jugador ‘cerebro’ en el centro del campo.

Por el Juventus jugaron Manninger, Mellberg, Legrottaglie, Chiellini, Molinaro, Marchionni, Sissoko, Tiago, Nedved, Del Piero (De Ceglie, m.93) y Amauri (Iaquinta, m.84).

La anécdota, según relató hace años Sivori a EFE en Turín, además, tuvo lugar en la que era primera eliminatoria en competición oficial europea que enfrentó a ambos equipos: vuelta de los cuartos de final de la VII Copa de Europa, temporada 1961-62.

“Xabi empezó a entrenarse con el equipo ayer, significa que está bien y que no tiene más problema que empezar a trabajar con sus compañeros y entrar en el juego. Espero que en quince días esté listo para jugar”, aseguró.

En el partido de la primera vuelta, jugado el 21 de octubre, el conjunto italiano había vencido por 2-1 con otro tanto de Del Piero (m.5) y de Amauri (m.49), mientras que el holandés Ruud van Nistelrooy acortó distancias (m.66).

En la ida, el 14 de febrero de 1962, el Real Madrid se había impuesto en el viejo estadio “Comunale” de Turín, ahora estadio Olímpico tras su reestructuración para los Juegos Olímpicos de Invierno de “Turín’2006”, con un gol de Alfredo Di Stéfano (m.79).

El objetivo marcado por el cuerpo técnico, de esta forma, es alinear a Xabi Alonso en el partido de la cuarta jornada de Liga de Campones que el Real Madrid disputará en Turín ante el Juventus, o en la decimotercera de Liga que jugará en el Santiago Bernabéu ante la Real Sociedad.

Aquella fue la segunda victoria juventina en el Bernabéu, ya que el 21 de febrero de 1962, en la ida de los cuartos de final, venció en su primera visita por 0-1, con tanto de Sívori, con el que igualó el resultado de la ida en Turín, donde ganó el Real Madrid con diana de Alfredo di Stéfano.

En la vuelta, el 21 de febrero de 1962, en el madrileño estadio Santiago Bernabéu, el Real Madrid se presentó con su tradicional uniforme blanco, mientras que el Juventus abandonó el suyo a rayas verticales blancas y negras, luciendo uno de color totalmente negro. Un uniforme que coincidía con el que entonces llevaba los colegiados y jueces de línea.

En la última sesión antes del primer duelo ante el Juventus, Ancelotti dividió a su plantilla en dos grupos, con los porteros trabajando con su preparador y los jugadores de campo calentando y realizando rondos, antes de preparar la estrategia del partido ya a puerta cerrada.

En el desempate, jugado el día 28, el Real Madrid se impuso en París por 3-1 con goles de Felo, Luis del Sol y Tejada después de que Sívori hubiera empatado poco después de la media hora.

Esta coincidencia, sin duda, tuvo que llevar en más de una ocasión al equívoco a los jugadores madridistas, pues en el descanso (0-1, en el marcador, con gol del juventino Omar Sívori, minuto 38), Di Stefano acudió al vestuario del árbitro (el francés Guigue) con el segundo uniforme madridista, de color violeta, y le dijo al colegiado que si el Juventus no se lo ponía, el Real Madrid no saltaría al campo en la segunda mitad.

En el resto de comparecencias del Juventus al Santiago Bernabéu se impuso el Real Madrid. En la segunda ronda de la Copa de Europa 1986-87 por 1-0 con tanto de Emilio Butragueño; en cuartos de la temporada 1995-96 también por 1-0 con diana de Raúl González; en las semifinales de 2002-03 por 2-1 gracias a Ronaldo Nazario y Roberto Carlos; y en dieciseisavos de 1004-05 por 1-0 con gol de Iván Helguera.

El colegiado accedió a la solicitud de Di Stéfano y obligó al Juventus a saltar con el uniforme violeta (morado).

Salvo en la edición de 1985-86 se clasificó el Juventus. En esa el Real Madrid perdió en la vuelta por 1-0 y luego salió airoso en los penaltis, pero en las demás cayó eliminado el conjunto blanco.

La verdad es que el Real Madrid no levantó el partido, que el meta juventino Anzolin fue un muro con extraordinarias paradas, y se terminó con un 0-1 que igualaba el resultado de la ida. Se daba paso a un tercer partido, de “desempate”, que se jugó una semana después en el “Parque de los Príncipes” de París.

No obstante, uno de los momentos de mayor gloria de la historia del Real Madrid se produjo ante el Juventus el 20 de mayo de 1998 en el Amsterdam Arena, cuando consiguió la séptima Copa de Europa (1-0) con el gol de Predraj Mijatovic, con Zinedine Zidane, actual segundo entrenador de Carlo Ancelotti, en el equipo italiano.

Se trataba, curiosamente, de la primera derrota del Real Madrid en casa en la competición europea, pues en los anteriores siete años continentales no había perdido en el estadio Santiago Bernabeú.

El técnico italiano consiguió uno de sus títulos continentales precisamente en la final ante el Juventus que había eliminado en semifinales al Real Madrid.

En el estadio parisino, el Real Madrid se impuso por 3-1, con goles de Felo (m.40), Del Sol (m.65) y Tejada (m.82), por los madridistas, y de Sívori (m.33), por los juventinos.

Dirigía al Milán y tras acabar el partido y la prórroga con empate a cero el título se definió en los penaltis, en los que los juventinos cayeron por 2-3. El ucraniano Andriy Shevchenko tuvo el honor de marcar el tanto definitivo en Old Trafford.

Pero de esa eliminatoria, la acción de Di Stéfano con el colegiado del segundo partido quedó grabada en la mente de los protagonistas, en especial de los juventinos.

Ancelotti, que en 2007 sumó un nuevo título europeo, dirigió al Juventus posteriormente, entre 1999 y 2001, con Antonio Conte, actual entrenador del conjunto turinés, como capitán.

Un Di Stéfano cuyo fichaje fue siempre el “gran sueño” del Juventus Turín, como en su momento reconocieron los ahora fallecidos Gianni y Umberto Agnelli, cuya familia era y es propietaria del club piamontés.

Partidos del Juventus en Madrid:

“El gran pesar de mi hermano Gianni es Alfredo Di Stéfano, que prefirió el Real Madrid porque la esposa hablaba español y la gustaba ir allí”, comentó en su día Umberto Agnelli en una entrevista.

21.02.62 Cuartos de final Real Madrid 0-1 Juventus

. (Sívori, 38)

22.10.86 Octavos de final Real Madrid 1-0 Juventus

. (Butragueño, 20)

06.03.96 Cuartos de final Real Madrid 1-0 Juventus

. (Raúl González, 20)

06.05.03 Semifinales Real Madrid 2-1 Juventus

. (Ronaldo, 23; Roberto Carlos, 73/Trezeguet, 45)

22.02.05 Octavos de final Real Madrid 1-0 Juventus

. (Iván Helguera, 31)

05.11.08 Fase de Grupos Real Madrid 0-2 Juventus

. (Alessandro del Piero, 17, 67)