El tiempo es el peor enemigo de la reforma migratoria

El calendario legislativo y las elecciones del 2014 complican las posibilidades de aprobar una ley de inmigración este año
El tiempo es el peor enemigo de la reforma migratoria
A pesar de los contratiempos para aprobar una reforma migratoria este año, los grupos pro inmigrantes aseguran que continuarán con la presión y las movilizaciones callejeras.
Foto: Archivo

Houston – Hoy, el presidente Barack Obama hizo un nuevo llamado para avanzar sobre una reforma migratoria, en una semana en la que líderes en el Capitolio también han dado tímidas señales de avances. Sin embargo, el calendario legislativo es uno de los obstáculos principales para lograr una ley de inmigración.

Grupos pro inmigrantes reconocen que las elecciones de 2014 complicarán el panorama de una reforma, pero aún creen que existe cabida para acción.

“Tiempo siempre hay si se administra bien, si existe la voluntad política de realmente solucionar el problema. Sobre todo cuando hablamos sobre un asunto que está más que revisado. Lleva décadas bajo discusión”, dijo Maribel Hastings, asesora de Americas Voice.

En la Cámara de Representantes quedan sólo 20 días de trabajo en el Capitolio antes que termine 2013. En el Senado, en cambio, restan menos de 30 días para iniciar el nuevo año.

Hasta ahora por las señales que han dado líderes en la Cámara Baja, si se debate inmigración, será a través de proyectos de ley separados y no una propuesta integral. Esto implicará que el tiempo antes de completar el proceso se podría extender.

Por otro lado, si alcanzan los 218 votos necesarios para aprobar un proyecto de ley, entonces tendrá que iniciarse el proceso de conferencia con el Senado, para fusionar las propuestas de la Cámara de Representantes con el plan de reforma migratoria integral aprobado por el Senado en junio.

Para esto el liderazgo de ambos partidos en el Congreso debe nombrar a los integrantes del Comité de Conferencia, quienes pueden pasar semanas negociando. Si llegan a acuerdo, eso nuevamente debe ser votado.

“Todavía incluso podríamos extendernos hasta enero de 2014, pero más allá de eso no creo que sea posible”, comentó el congresista republicano por Florida Mario Díaz Balart, al reconocer los obstáculos de un año electoral.