Inspira con sus cuentos

Autor motiva a niños a escribir y conservar el español
Inspira con sus cuentos
Antonio Sacre rinde tributo a sus raíces latinas con 'My Name is Cool'.
Foto: Suministradas

El autor de nombre “Cool” quiere inspirar a los escritores hispanos del mañana.

Antonio Sacre recorre las escuelas primarias del área metropolitana de Los Ángeles para hablar ante centenares de niños sobre lo valioso de ser bilingües.

“Tristemente muchos de nuestros niños latinos en los planteles sienten vergüenza de hablar español y de su cultura”, dice Sacre, un autor cubano-americano de libros infantiles y juveniles. “Yo les digo que puedo ganarme la vida trabajando en lo que me gusta porque soy bilingüe y bicultural, y que ellos también deben aprovechar el hablar dos idiomas”.

Este mes Sacre publico My Name is Cool, una colección de 18 historias personales que rinden tributo a sus raíces hispanas y que salio a la venta este mes.

Desde hace unos cuatro años, Sacre trabaja visitando planteles del distrito de Los Ángeles y ciudades aledañas para contar historias, su principal ocupación. Con los cuentos populares mezcla experiencias personales que han quedado plasmadas en sus libros. Le pagan por su labor pero los presupuestos educativos limita el numero de escuelas a las que puede ir. Consiente de que no todas los directores tienen presupuesto para cuentacuentos, el artista tomo acción por su propio lado: hizo una recaudación de fondos por internet.

Su campaña de dos meses en el sitio Indigogo.com le permitió incluir a más escuelas en su agenda y ya esta rindiendo frutos.

“El señor Sacre motiva a nuestros niños a que mantengan fuerte su lengua manterna”, dice James L. Sams, director de la Primaria Bell Gardens, en la ciudad del mismo nombre que el autor visito esta semana por primera vez para actuar ante cientos de estudiantes. “Sabe relacionarse con niños latinos como él y los anima a que encuentren su propia voz y preserven su cultura”, agrega el director.

El plantel es uno de varios en que Sacre ha actuado gracias a la campaña ya en la web. También se presentó en las primarias Gates y Micheltorena de Los Ángeles y se prepara para seleccionar a escuelas adicionales.

“Gracias a los donativos, podre ir a otras cuatro escuelas y servir unos 8,000 niños en total”, informa el escritor.

Sacre considera que entre los niños que van a sus presentaciones podrían estar los escritores de los libros del mañana. “Esa es mi esperanza. Y los que no se conviertan en autores, espero que aprendan a preservar y compartir las historias de sus familias, comunidades y paises”.

Algunos niños ya comparten con la chispa de su creatividad con el autor. Una niña de nombre Claudia de la escuela Gates le envía historias ilustradas y hechas a mano. “Los niños como Claudia me inspiran y espero que yo también pueda inspirarlos a ellos”.