Niños van de la granja a la escuela en Los Ángeles

Un programa del LAUSD busca inculcar el valor de los alimentos a los estudiantes
Niños van de la granja a la escuela en Los Ángeles
Estudiantes de la escuela primaria Micheltorena han aprendido a alimentar a las gallinas de la granja.
Foto: La Opinión - Aurelia Ventura

De la Granja a la Escuela es el programa con el que el Distrito Escolar Unificado de Los Ángeles (LAUSD), busca educar a los estudiantes sobre el valor de los alimentos locales y orgánicos, que forman parte de sus desayunos y almuerzos escolares.

“Al vivir en una gran ciudad como Los Ángeles, hay estudiantes que jamás han visto árboles frutales o una granja. Esta es nuestra oportunidad de mostrarles el esfuerzo que hacemos para servirles alimentos frescos en nuestros comedores”, dijo David Binkle, director de servicios alimenticios del LAUSD.

Según Javier Gutiérrez, supervisor de este departamento, el propósito de este programa —concurso, en el que 60 estudiantes de cinco escuelas del distrito ganaron la oportunidad de ir de excursión a una granja local— es el de concientizar a los alumnos sobre el trabajo que implica ofrecer comidas a los más de 600 mil estudiantes del LAUSD.

“Queremos que cuando vean una manzana, sepan todo el trabajo y esfuerzo que implica crecer esa fruta y llevarla a sus platos”, señaló el funcionario, quien compartió que el desperdicio de comida en las cafeterías del LAUSD es algo que buscan reducir también a través de esta campaña, una vez que los niños valoren más sus alimentos.

El pasado ciclo escolar 2012-2013, el LAUSD sirvió en sus cafeterías 114 millones de comidas, de las cuales un 7.4% se sumaron al desperdicio de alimentos, cuyo nivel a bajado de un 8.9 % el año anterior.

“Tenemos programas de donación a algunas instituciones para que estas puedan recoger la comida sobrante y repartirla a quien la necesita”, indicó Gutiérrez. “Cuando sirves comida para 650 mil estudiantes, es imposible que haya desperdicio, pero tratamos de minimizarlo lo más posible”, agregó.

Durante esta campaña, el distrito ha apoyado la creación de jardines comunitarios en algunas escuelas, como el de la primaria Micheltorena en el área de Silver Lake.

Este ha logrado que los alumnos aprendan a apreciar el cultivo de alimentos, y se ha convertido en una fuente saludable de frutas, vegetales, hierbas y otros alimentos orgánicos para sus estudiantes y sus familias.

Esta primaria es una de las cinco escuelas ganadoras de la excursión De la Granja a la Escuela, gracias al ensayo escrito por el maestro Paul Sánchez, quien resumió la importancia que este ha tomado en esta comunidad escolar, que cuida con devoción cada planta, sus siete gallinas, y hasta su panal de abejas.

“No solo los traemos aquí para que prueben las frutas y vegetales, sino que reforzamos el aprendizaje con conceptos de matemáticas y ciencias en clase, creando recetas por ejemplo”, explicó el maestro de la clase de primer grado, quienes en el día de ayer, como cada miércoles, disfrutaban del jardín.

“Todos nos beneficiamos del jardín. Esta abierto a la comunidad los sábados, los miércoles venimos con nuestros hijos, preparamos jugos, agarramos jitomates, cilantro, yerba buena, lechugas para ensaladas que sirvo en casa”, dijo María Barrera, madre de una estudiante de Micheltorena.

“Me ahorro mucho desde que tenemos el jardín. Yo ya no compro jitomates, lechugas o calabazas. De aquí puedo preparar alimentos que a mis hijos les da gusto que prepare porque saben que son de aquí”, compartió Antonieta Campuzano, otra madre.

Las otras escuelas primarias ganadoras de la excursión a la granja son San Miguel Avenue Magnet, Dorris Place, Kester Avenue y Wilshire Crest.

En la actualidad, el 75% de las frutas y verduras frescas que se sirven en los comedores del LAUSD, se cosechan dentro de las 200 millas de distancia.