Nueva línea médica para cruzar la frontera

Cruzar la frontera de San Isidro hacia México es relativamente fácil. Sólo se requiere unos minutos, en algunos casos responder algunas preguntas de los agentes mexicanos cómo: ¿hacia donde se dirige? o ¿cuál es el motivo de la visita? Y listo, está en México.

Pero el regreso hacia California es una historia diferente. Durante los fines de semana puede tomar más de tres horas, si se quiere regresar en carro, o más de 90 minutos si se cruza la frontera a pie.

Alan Bautista, director general de la Oficina de Convenciones y Visitantes de Tijuana, dijo que el gobierno local reconoce la fuerza económica del turismo de salud y médico, por lo que han habilitado una línea rápida de regreso a Estados Unidos.

La línea rápida requiere un pase especial que obtienen los médicos participantes en el programa. Con éste, el cruce toma entre 15 minutos a una hora, dependiendo de cuantos vehículos hayan en la fila.

“La línea médica tiene como objetivo agilizar el cruce de las personas que vienen a Tijuana para tratamientos médicos… al mes, unas 58 mil utilizan la garita de la línea médica”, dijo Bautista.

Entre las personas que han recibido este pase especial está Freddi Ramírez, de San Diego, quien desde hace un par de meses viaja a Tijuana cada 15 días porque está en medio de un costoso tratamiento dental.

A Graciela Verduzco, su cirujano plástico le dio el pase para que pudiera regresar más rápido a su casa.

“Llegué hace una semana para una cirugía y me voy ahora porque me dijo el doctor que ya me puedo regresar a mi casa”, dijo Graciela, quien aún tenía vendaje en la cara y en el cuello, y sus labios estaban inflamados y morados. Ella agregó que tendrá que regresar en un par de semanas para que el médico vea su progreso.

Para utilizar esta línea rápida, el paciente tiene que ser ciudadano estadounidense.