Multa por lavado de dinero en campaña de California

Dos organizaciones de Arizona tendrán que pagar $500 mil de multa por lavar millones en la campaña electoral de California

SACRAMENTO.—Un par de organizaciones de Arizona que lavaron dinero el año pasado para echar abajo la proposición 30 —que aumentó impuestos a los más ricos en California— fueron multadas con un millón de dólares.

La procuradora estatal Kamala Harris dijo que alcanzaron un acuerdo con el Centro para Proteger los Derechos de los Pacientes (CPPR) y Americanos para un Liderazgo Responsable (ARL) para que paguen cada una $500 mil por lavar millones de dólares en las campañas de oposición a la proposición 30 y de apoyo a la proposición 32, que limitaba el uso de las cuotas sindicales para fines electorales.

El año pasado, la Comisión de Prácticas Políticas de California (FPPC) dio a conocer que Americanos por un Liderazgo Responsable, una corporación no lucrativa de Arizona, hizo una donación por $11 millones a un comité de campaña de California. El problema fue que declararon ser intermediarios y no la verdadera fuente de contribución.

Se identificó como la verdadera fuente de la donación a Americanos por la Seguridad Laboral, a través de un segundo intermediario, el Centro para Proteger los Derechos de los Pacientes.

De acuerdo a FPPC, bajo las leyes de California, el no haber revelado desde un inicio las fuentes de las contribuciones, se considera lavado de dinero en una campaña.

El Acta de Reforma Política de California requiere mostrar a los californianos la verdadera fuente de donaciones a las campañas electorales antes de una elección. Al mismo tiempo, los intermediarios de las contribuciones deben revelar quién está detrás de ellos.

Para la procuradora Harris, este caso demuestra que las leyes de las finanzas de campaña de California necesitan una reforma urgente. “Las leyes de California actualmente contienen un vacío que permite a ciertos grupos evadir la transparencia y mantener el anonimato de sus donantes”, indicó.

El gobernador Brown, quien fue el principal impulsor de la proposición 30 en la elección de noviembre de 2012, dijo tras conocer del acuerdo civil alcanzado que el ocultamiento y el dinero no se mezclan bien en la democracia. “Por 40 años he luchado por una exhibición honesta del gasto de campaña. La escandalosa revelación de la FPPC deja claro que tenemos grandes vacíos por cerrar”, señaló.