Cuidado con usar ‘ojos de vampiro’ en Halloween

Los lentes de contacto decorativos a la venta por Halloween en Los Ángeles -sin receta medica-pueden causar lesiones graves en los ojos
Cuidado con usar ‘ojos de vampiro’ en Halloween
Venta de lentes de contacto decorativos en 'Los Callejones' del centro de Los Ángeles.
Foto: La Opinión - Aurelia Ventura

Los lentes de contacto decorativos que se ponen muy de moda durante las fiestas de Halloween, conocidos como “ojos de vampiro”, podrían causar ceguera o una infección de córnea en el menor de los casos, advirtió la Administración de Alimentos y Medicinas de Estados Unidos (FDA).

Este producto sería ilegal si se obtiene como un accesorio cosmético, sin una receta médica o sin estar bajo la supervisión de un especialista de los ojos, recalcó la FDA, que es la que agencia federal que regula los lentes de contacto como dispositivo médico.

Sin embargo en el Distrito de la Moda de Los Ángeles, mejor conocido como “Los Callejones”, este producto se vende sin ninguna restricción, bajo las etiquetas de Crazy Eyes Lenses Contact o Krazy Cosmetic Lenses.

En una de las tiendas que venden gorras y bufandas, en la esquina de Olympic y Santee, el frasquito que contiene los “ojos de vampiro” se ofrece en $15 dólares.

“Son para cambiarte el color de los ojos, te los pones y te quedan así como de vampiro, o del color que quieras, tenemos varios diseños, ojos de gato, de diablo o estos como los de Marilyn Manson”, comentó la vendedora al cuestionarla sobre el producto. “Te los pones como si fueran lentes de contacto”, respondió

Jamal Nelson, un joven afroamericano que ayer compró ahí mismo un par de lentes de contacto, para él y su amiga, dijo que se trataba de un complemento para su disfraz de Halloween.

Al ser informado de la reciente advertencia de la FDA, ni se inmutó.

“Sí, ya sabía”, comentó. “Lo hago sólo con propósito de entretenimiento, por pura diversión para Halloween, para que le quede al disfraz y verme bien. Sí sé que puede causar daño o ceguera, pero prefiero tomar el riesgo, no he sabido de alguien a quien le haya pasado algo, yo ya los he usado antes y no me ha pasado nada”.

En su página de internet, Krazy Lenses asegura que su negocio ha ido creciendo año con año y que su producto se distribuye como accesorio cosmético en tiendas de ropa y estéticas. Y aclara que el accesorio no corrige la vista, que son sólo para uso cosmético y no son lentes de contacto que prescriba un médico.

La FDA precisó que todo tipo de lente de contacto debe ser recetado por un oculista, quien mide cada ojo para ajustar los lentes y evaluar la vista, ya que un ajuste deficiente puede causar graves daños, como desgaste de córnea, infección, conjuntivitis (inflamación), disminución de la visión y hasta ceguera.