Pujols y McGwire, nombres olvidados

En San Luis se acostumbran a competir y ganar sin sus figuras de leyenda

SAN LUIS (AP).— Tony La Russa siempre defendió a capa y espada a sus jugadores, así que no sorprende que el mánager de los Cardenales nade contra la corriente cuando se trata de Albert Pujols.

Han transcurrido dos años desde que el pelotero dominicano tres veces ganador del premio al Jugador Más Valioso participó en su último juego con San Luis, fue bañado con champán, paseó sobre un vehículo en un desfile de celebración y saludó a los aficionados que lo adoraban, para después dejar al equipo.

Los Cardenales no han perdido la costumbre de celebrar sin Pujols. Es probablemente el motivo principal de que su productivo bate y presencia han sido olvidados en San Luis.

“Se habla él como si fuese un héroe, es reverenciado”, dijo La Russa. “No tiene a Albert, tampoco a Big Mac (Mark McGwire), pero eso no significa que no sepan reconocer lo que hicieron y el significado que tuvieron para la ciudad”.

Las primeras 11 temporadas de Pujols son para consideración del Salón de la Fama, formando parte de un núcleo de figuras que incluyó a Jim Edmonds, Scott Rolen y Chris Carpenter que convirtió a San Luis en candidato año tras año. Bateó sobre .300, con 30 jonrones y 100 impulsadas en cada una de sus primeras 10 primeras temporadas, perdiéndose por poco esos números en su última campaña.

La Russa vaticina que Pujols regresará con todo la próxima temporada, cuyos primeros dos años con los Angels han sido decepcionantes. No volvió a jugar desde mediados de agosto debido un desgarro en la planta de su pie izquierdo, una lesión que arrastra desde que era parte de los Cardenales.