¿Qué podemos aprender de falla del web de Obamacare?

Está por todos lados en las noticias, desde su lanzamiento el primero de octubre, el sitio healthcare.gov, donde se supone que las personas tengan acceso a comparar y comprar seguro de salud no ha estado funcionando adecuadamente.

Ha habido reportes de todos tipos, desde que el sito ha estado sobrecargado de tráfico, a que no se puede entrar al sitio después de haber creado una cuenta, hasta que la información que está siendo enviada a las compañías de seguros es incorrecta en algunos casos. Hay algo en lo que todo el mundo está de acuerdo, la implementación de este sitio ha sido un verdadero desastre, tanto así que esta semana hubo una investigación del Congreso sobre el asunto. Si este sitio tiene remedio o no está por ver pero, ¿que lecciones podemos aprender nosotros como dueños de pequeños negocios para que no nos pase lo mismo?

La complejidad no es tu amiga. Obviamente este es un proyecto complejo como quiera que lo pintes pero muchos proyectos se complican por gusto a la hora de definirlos. Trata siempre de implementar la versión más sencilla de tu proyecto para maximizar su potencial de que sea exitoso.

La ambición no es necesariamente tu amiga. Tratar de hacerlo todo de una vez no es necesariamente inteligente. Los sitios más grandes en el Internet como Google, Yahoo, Facebook y Twitter evolucionaron a través del tiempo y no se convirtieron en lo que son en un día. Hay una curva de aprendizaje esencial que no se puede violar. Hacerlo todo de una vez es posible pero increíblemente difícil.

El poder del diagnóstico. Resolver problemas a esta escala es increíblemente complicado porque las interrelaciones que se crean de los elementos se complican exponencialmente. Muchas veces se tratan de diagnosticar problemas periféricos sin resolver el problema principal y este problema puede ser tan complicado que es posible que sea mejor comenzar de cero y rediseñar la aplicación o el producto.

Planear la capacidad. En los sistemas de aplicaciones y sitios Web se pueden hacer pruebas de carga que básicamente nos ayudan a entender la capacidad que puede ser soportada por un sitio web o aplicación. Esto se puede lograr generando tráfico fantasma para probar la capacidad de lidiar con tráfico real.

Probar, probar y probar y cuando termines, probar de nuevo. Como mismo planeamos para el peor de los casos, toca planear para el mejor de los casos, pero también nos toca hacer pruebas realísticas de uso. Es imprescindible hacer pruebas de usuario simulando su uso real, ya que muchos errores no se identifican hasta que los humanos comienzan a usar el sistema.

No importa el tamaño de tu próximo proyecto toca planear para lo peor pero también para lo mejor. Los dueños de pequeños negocios no tenemos fondos ilimitados como el gobierno y una falla proporcional a esta nos puede forzar a cerrar las puertas. Hay maneras que podemos protegernos con seguros, etc. pero la mejor manera es hacer nuestra tarea y planear, probar y mantener nuestros proyectos a una escala manejable.