Fracasa programa anti hacinamiento

Planes de salida temprana de las cárceles atrae escaso interés

Fracasa  programa anti hacinamiento
In this photo taken Tuesday, Feb. 26, 2013, inmates workout in the exercise yard of Housing Unit B at California State Prison Sacramento, near Folsom, Calif. The Supreme Court rejected California's appeal of a lower court order that could force the state to release thousands of California prison inmates before they complete their sentences, Tuesday, Oct. 15, 2013.(AP Photo/Rich Pedroncelli, file)
Foto: authors

El Departamento del Sheriff del Condado de Los Ángeles ha tratado de reducir el hacinamiento carcelario durante años poniendo a los delincuentes de bajo nivel en detención domiciliaria y programas de trabajo por liberación; pero esos esfuerzos han fracasado en gran medida.

Según el diario Los Angeles Times, muchos reclusos elegibles para el arresto domiciliario afirmaban que eran personas sin hogar, optando por permanecer en la cárcel en espera de una pronta posible liberación, en lugar de pasar el resto de su condena en arresto domiciliario. El programa terminó a finales de 2010, menos de dos años después de su inicio .

El arresto domiciliario sigue siendo una opción para los reclusos que se ofrecen como voluntarios y se comprometen a pagar por la vigilancia electrónica, pero los números se han desplomado. En marzo de 2010, alrededor de 225 presos estaban en vigilancia electrónica voluntaria. A partir del martes solo había 77 .

Los presos también han sido renuentes a inscribirse en el programa de liberación bajo la condición de trabajar siendo supervisados, principalmente en trabajos de mano de obra.

En marzo de 2010, alrededor de 448 estaban en el programa de trabajo por liberación. El martes solo habían 204 .

“Hay una parte de la población que prefiere sentarse en su trasero en la cárcel que reportarse en algún lugar todos los días y trabajar”, dijo el capitán de la oficina del Sheriff Mark McCorkle .

El Sheriff Lee Baca convenció a la legislatura estatal en 2007 para que cambie la ley, para permitir que los carceleros permitan que reclusos de bajo nivel condenados por delitos menores, puedan cumplir su sentencia en su hogar, con el monitoreo electrónico. Baca estimó que el costo sería de hasta 20 dólares por día por recluso, mientras que los costos de la cárcel del condado son cerca de 118 dólares por día.

Sin embargo, algunos reclusos afirmaron que no tenían hogar. Las autoridades sospechan que muchos reclusos hicieron el falso reclamo para poder permanecer en la cárcel y tomar ventaja de una libertad anticipada sin ningún tipo de supervisión .

“La gente está jugando con el sistema”, dijo el vocero del alguacil Steve Whitmore .

Las primeras liberaciones del condado comenzaron a finales de 1980 después de que un tribunal federal declaró que las condiciones de hacinamiento en las cárceles ascendieron a un castigo cruel e inusual. El problema se ha agravado en los últimos años con la llegada de 6 mil reclusos bajo la realineación de prisiones, que cambia la responsabilidad de alojamiento y la supervisión de miles de presos no violentos por parte del Estado a los condados.

El Condado de Los Ángeles se ha visto obligado a considerar soluciones más caras al hacinamiento, como la contratación con otras agencias.

La Junta de Supervisores el mes pasado llegó a un acuerdo con la ciudad de Taft en el condado de Kern, que costará 75 millones de dólares hasta junio de 2018. Pero ese contrato parece estar en peligro después de que una patrocinadora clave, la Supervisora Gloria Molina, señaló que planeaba retirar su apoyo.