Bengalíes se divierten con Jets

Cincinnati humilla 49-9 a Nueva York; Detroit gana en el último minuto a Dallas
Bengalíes se divierten con Jets
El quarterback Andy Dalton, de Cincinnati, se posiciona para lanzar un pase, ayer, en la victoria que consiguieron ante Jets de Nueva York.

CINCINNATI, Ohio, (AP). — Andy Dalton lanzó cinco pases para touchdown, la mayor cifra en su carrera, y los Bengalíes de Cincinnati aplastaron ayer a los Jets de Nueva York por 49-9, en lo que fue su primer desempeño dominante de una temporada prometedora.

Jones estableció una marca de los Bengalíes en recepciones para touchdown, anotando en pases de 9.6, 17 y 6 yardas.

Con sus cinco pases para anotación, Dalton suma 11 en sus últimos tres juegos, su mayor cifra en un lapso semejante. Es el primer quarterback que lanza cinco pases de TD contra los Jets desde que Dan Marino lo realizó en 1988.

Dalton completó 19 de 30 pases, con una intercepción, para ganancia de 325 yardas.

Los Bengalíes (6-2) ganaron su cuarto encuentro consecutivo solidificando su ventaja en la división Norte de la Conferencia Americana.

Los Jets (4-4) sufrieron su derrota con mayor margen desde 2010. El novato quarterback Geno Smith sufrió dos intercepciones que fueron regresadas para touchdown. Concretó 20 de 30 pases para avance de 159 yardas.

Matthew Stafford se lanzó encima de un montón de jugadores de línea a fin de avanzar la yarda que le faltaba para anotar, a 12 segundos del final, y los Leones de Detroit concretaron así una remontada increíble para superar 31-30 a los Vaqueros de Dallas.

Calvin Johnson aportó la friolera de 329 yardas con sus recepciones, para que Detroit sobreviviera al duelo ofensivo que se libró en la segunda mitad.

Luego que los Vaqueros se habían puesto en ventaja, Stafford lanzó un espléndido pase de 22 yardas a Johnson, quien logró el segundo mayor total de yardas para un receptor en la historia de la NFL.

Esa jugada preparó el acarreo del mariscal de campo, que significó la victoria.

Los Leones (5-3) se sobrepusieron a cuatro balones perdidos y a una desventaja de 10 puntos en el último cuarto, frente a Dallas (4-4).