Mexicano mutilado pedalea por un asilo político en EEUU

Carlos Gutiérrez fue víctima de extorsionadores en su país y ahora busca en Texas obtener el beneficio migratorio
Mexicano mutilado pedalea por un asilo político en EEUU
Carlos Gutiérrez recorrerá más de 700 millas desde El Paso hasta Austin para crear conciencia sobre la necesidad de cambiar las normas para que los mexicanos puedan obtener asilo político en EEUU.
Foto: Univision

Nueva York – Como muchos en México, el empresario Carlos Gutiérrez fue víctima de los extorsionistas. Pero el hombre no sólo perdió su negocio en su natal Chihuahua, sino que también le fueron mutiladas sus piernas al no poder pagar una vez más los chantajes de un grupo criminal.

Gutiérrez se dedicaba a vender papitas, refrescos y otras chucherías en los multitudinarios eventos que se realizan en Chihuahua, como conciertos, partidos de fútbol, rodeos, así como en fiestas de quince años y bodas. Su éxito fue tal, que empezaron a llamarlo a otros estados y fue así como empezó a hacer dinero.

Sin embargo, su éxito también se convirtió en su desgracia, porque llamó la atención de extorsionadores que le quitaron en varias oportunidades grandes sumas de dinero, entre $5,000 y $10,000 cada vez. Pero un día, al no poder pagar más “cuotas”, al hombre lo secuestraron y le mutilaron ambas piernas.

En una entrevista con Univision, Gutiérrez, quien tuvo que asilarse con su familia en Texas tras recibir amenazas de que decapitarían a sus hijos, contó que a pesar de la adversidad no piensa que su vida ha terminado. Por el contrario, el empresario se ha puesto una nueva meta: obtener el asilo político en EEUU, y dar a conocer la injusticia que viven muchos mexicanos que a pesar de haber sido víctimas de la violencia del crimen organizado en su país, no califican para ese beneficio migratorio.

Para lograr su objetivo, Gutiérrez piensa realizar un recorrido en bicicleta, usando próstesis en sus piernas, por todo el estado de Texas. Su idea es crear conciencia sobre la necedad de cambiar las normas para que los mexicanos puedan obtener asilo político en EEUU. El hombre recorrerá más de 700 millas desde El Paso hasta Austin, y para ello ya se está entrenando montando su bicicleta diariamente por 30 millas.

Pero además de conseguir legalizar su estatus migratorio en EEUU, Gutiérrez también tiene la meta de dar a conocer la práctica del llamado “crimen autorizado” en México, que consiste en que grupos delictivos cuentan con la “complicidad” de los cuerpos policiales y hasta los gobierno locales para poder actuar sin enfrentar la justicia, y que fue exactamente lo que él tuvo que vivir antes de verse obligado a dejar su país.