Abre la NBA con Clásico Angelino

Lakers y Clippers abren la batalla por Los Ángeles; el campeón Heat estrenará su corona en Miami ante los Toros de Chicago
Abre la NBA con Clásico Angelino
Chris Paul, cerebro de los Clippers.
Foto: AP

El Staples Center lucirá sus mejores galas para recibir a los fanáticos de Lakers y Clippers, que se enfrentan esta noche en el arranque de la nueva temporada de la NBA con dos objetivos en mente: tomar el protagonismo en la ciudad, y alcanzar la fase de los playoffs.

Dos partidos más pondrán en marcha hoy la campaña: el campeón Heat de Miami buscará estrenar su corona en casa ante los Toros de Chicago, y los Pacers de Indiana abrirán la Liga con la visita del Magic de Orlando.

Los Clippers, que por primera vez en años lucen como favoritos para ser mejores que los oro-púrpura, ficharon al ex entrenador de Boston, Doc Rivers, quien dejó “plantados” a los Celtics en su nuevo proceso de reconstrucción.

Rivers, quien llega a Los Ángeles con el objetivo de consolidar la mejoría de los Clippers, tendrá la ayuda del base Chris Paul y el ala-pivote Blake Griffin, pero al hablar sobre su rival angelino, aclara que aún no existe una rivalidad.

“Los Lakers han sido muy dominantes. Sí, últimamente les hemos ganado, pero honestamente creo que se necesita mucho más para llamarle rivalidad”.

De hecho, Rivers consiguió que se cubran los banderines de campeones de Lakers y los pósters de los jugadores que cuelgan en el techo del Staples Center cuando los Clippers sean el equipo local.

La partida del pivote Dwight Howard a los Rockets de Houston, con los que firmó el pasado verano por cuatro años y 88 millones como agente libre, dejó a los Lakers en la lista de aspirantes al título.

El quinteto oro-púrpura, sin Kobe Bryant, quien sigue recuperándose de la grave lesión del talón de Aquiles que sufrió en la pasada fase final, es toda una incógnita bajo la dirección del entrenador Mike D’Antoni, que en esta ocasión sí va a confiar en el español Pau Gasol como el hombre alto más importante del equipo.

Por lo anterior, todo mundo en Los Ángeles está hablando de los Clippers para que se conviertan no sólo en los nuevos reyes de la ciudad, sino en un quineto con serias posibilidades de ganar el título.

La temporada de la NBA había culminado dos semanas antes y los Rockets de Houston ya estaban inmersos en otra reñida competencia para abrirse espacio en la Conferencia del Oeste.

Los Rockets fueron uno de los cinco equipos que recibieron audiencia en Los Ángeles para seducir a Howard, el agente libre más cotizado, la clase de jugador con el talento necesario para inclinar la balanza en una conferencia muy competitiva.

Y salieron triunfantes frente a los esfuerzos de los Lakers, los Mavericks de Dallas, los Guerreros de Golden State y los Halcones de Atlanta.

Ahora, este equipo que estaba a la deriva en el Oeste tiene serias aspiraciones de ganar la conferencia y hasta el título de la NBA.

Howard, James Harden, Jeremy Lin y demás Rockets ya no serán un rival que emboscará a los demás. Forman parte de un nutrido grupo de fuertes equipos.

En tanto, las Espuelas de San Antonio quieren intentarlo otra vez tras su dolorosa derrota ante Miami en la final de la Liga. El Thunder de Oklahoma tiene a Kevin Durant y espera que Russell Westbrook se recupere de una lesión. Pero los Rockets insisten que están para escalar a la cima.

“Podemos llegar lo más lejos posible”, dijo Harden. “Con Dwight estamos completos. Tenemos mucho talento. Ya no somos un equipo joven. El año pasado podíamos escudarnos en esa excusa. Pero ya se nos agotaron las justificaciones”.

También se produjeron algunos cambios importantes en los quintetos de Memphis y Denver. Pero las Espuelas se mantienen intactas y dispuestas a luchar por otra corona.

“El Oeste está complicadísimo y muy parejo”, aceptó Mike Miller, el especialista de triples que fichó con los Grizzlies.

“No hay partidos fáciles en el Oeste, lo que hace que la temporada sea una extenuante batalla”, agregó.