Medi-Cal a su alcance

La inscripción es fácil para los de bajos recursos
Medi-Cal a su alcance
Gracias a la Ley del Cuidado de Salud, el programa Medi-Cal está más accesible que nunca.
Foto: Archivo

Veinte minutos de papeleo le dieron a Lorena Muñoz la tranquilidad de su salud.

“Nos van a dar Medi-Cal”, dijo la salvadoreña de 35 años que vive en Los Ángeles. “El proceso fue bien fácil. El mismo día que procesaron la solicitud de ‘mija’ hicieron la mía. A ella la aprobaron de inmediato y sólo espero saber de la mía”.

Muñoz está entre los 1.4 millones de californianos que ahora califican para Medi-Cal bajo la Ley del Cuidado de Salud, que permite a las personas de bajos ingresos obtener cobertura anual a bajo costo o sin pagar un centavo.

La histórica legislación conocida como Obamacare entrará en vigor el 1 de enero del 2014, y requiere que los ciudadanos y residentes de Estados Unidos estén asegurados.

Inscripción fácil

“El beneficio de la expansión es que el sistema de inscripción de Medi-Cal ya está funcionando y no se tiene que crear un sistema completamente nuevo o un sitio web,” dijo Jim Munguía, presidente de la clínica St. John’s Well Child & Family Center. “Sólo hay que ampliar nuestro sistema actual para cubrir las necesidades de los nuevos solicitantes. Espero que el proceso de inscripción sea relativamente tranquilo”.

Las clínicas

Las familias de bajos recursos no deben preocuparse por ningún tipo de problema técnico con la inscripción por internet, especialmente porque muchos acuden a los centros de salud comunitarios en California en persona, donde los especialistas llenan el papeleo necesario para la inscripción.

“Nos llegan muchísimas personas todos los días”, comentó Lorena Prieto, coordinadora de inscripción en Eisner Pediatric & Family Medical Center, ubicado en el centro de Los Ángeles.

“Muchos de nuestros pacientes no tienen acceso a una computadora y les ayudamos con recursos y el proceso para solicitar los servicios. Es un día como cualquier otro para nosotros con Medi-Cal”, agregó.

Tranquilidad

Lorena Muñoz y su hija Ashley, de 10 años, acudieron a la clínica Eisner en el centro de Los Angeles para obtener ayuda con la inscripción a Medi-Cal.

Muñoz dice que los únicos documentos que presentó fueron una identificación, copias de sus talones de pago y una factura del servicio de gas. Su hija fue aprobada de inmediato.

“Los ingresos y el estatus de su residencia determinaron que madre e hija califican para Medi-Cal”, agregó Prieto, quien procesó la solicitud. “Se presentó la solicitud y los pacientes serán notificados por correo si fueron aprobados”.

Prieto cree que Muñoz será aprobada para Medi-Cal porque no le alcanza el dinero para comprar un seguro médico a través Covered California, el mercado estatal por internet.

Los expertos en salud exhortaron a la comunidad para que aproveche la ayuda de inscripción disponible en los centros de salud comunitarios y clínicas de todo California.

“Me ayudaron con todo”, añadió Muñoz. “Hay cosas que no entendía y que me aclararon”, dijo.

“Ahora sólo me queda esperar que llegue el correo. Me da mucha tranquilidad saber que mi niña estará asegurada para el 1 de enero. Ojalá a mí también me aprueben”, concluyó.